Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Garzón insiste en decir que Leopoldo López es golpista y Tintori le replica que entonces lo son un 94% de venezolanos

Dice que en Venezuela debería haber revocatorio, pero eso no justifica que una minoría elitista intente "golpes de Estado"
El coordinador federal de IU, Alberto Garzón, ha insistido este martes en que la Justicia venezolana ha dictaminado que el opositor Leopoldo López intentó dar un golpe de Estado y cree que "no hay fundamento para desconfiar de que la justicia venezolana más allá de los errores que pueda cometer".
Garzón se ha expresado así en una entrevista en Cope, recogida por Europa Press. Acto seguido, en la misma emisora, la esposa de López, Lilian Tintori, le ha respondido que si eso es "querer que haya democracia y que las cosas cambien en el país, el 94% de los venezolanos" son golpistas. "Por suerte, hay héroes que están cambiando nuestra historia, aunque sean considerados golpistas", ha añadido. Tintori ha cifrado en 115 los presos políticos en Venezuela.
El líder de IU ha admitido que el gobierno de Venezuela "ha tenido enormes problemas y errores a la hora de gestionar" y que, tras la victoria de la oposición en las elecciones legislativas, debería haber un referéndum revocatorio del presidente, Nicolás Maduro. Sin embargo, cree que "todo eso no puede justificar que haya una minoría social, elitista que ya intentó golpes de estado y la justicia venezolana ha dictaminado".
A su modo de ver, la justicia venezolana "tendrá sus fallos", pero "como todas las demás justicias", empezando por la española, donde los "jueces son elegidos por el PP y el PSOE la mayoría y algunos procedentes incluso del franquismo". Además, ha dejado claro que no calificará a Venezuela de dictadura, porque ningún organismo internacional describe así a este país.
Pese a que uno de los fiscales del juicio a Leopoldo López afirmó que las pruebas contra él fueron falsas --Franklin Nieves, huido a Estados Unidos--, ha replicado que "todos los que participaron en la sentencia" dicen lo contrario y ha opinado que lo que hay es "un conflicto político entre un gobierno y la oposición que está intentando instrumentalizar cada caso".
Por eso, cree que hace falta mucho tacto y ha saludado la actitud del expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y del propio ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, de "ir con mucha cautela y no echar leña al fuego".
TAMBIÉN SE VULNERAN DERECHOS HUMANOS EN CEUTA Y MELILLA
También ha admitido que "en Venezuela se vulneran derechos humanos porque la gente está pasando hambre", pero también en Arabia Saudí y allí "la Casa Real viaja todos los días a hacer negocios"; y también se vulneran Derechos Humanos "aquí en Ceuta y Melilla, en la valla con Marruecos".
Por otro lado, ha dejado claro que no le incomoda que Venezuela pagase 7 millones de euros a la fundación CEPS, donde trabajaron varios miembros de Podemos. De hecho, ha asegurado que le parece "natural" que cualquier país contrate "una fundación para asesoramiento" y más en el caso de Venezuela donde los problemas económicos han sido durante la última década un inconveniente que el gobierno de Venezuela no ha sabido gestionar adecuadamente".
Garzón ha admitido que esos contratos están muy bien pagados, como toda asesoría internacional, y ha subrayado que entra dentro de lo legal que gente que trabajó en esa fundación ahora milite en un partido. También ha recordado las denuncias de financiación ilegal de Podemos han sido desestimadas. "Yo no tengo ninguna duda porque no tengo ninguna información que me diga lo contrario", ha zanjado.