Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Garzón ve "factible" ganar al PP con el voto de los indecisos y conmina al PSOE a no equivocarse de enemigo

El dirigente de IU contrapone la campaña del 'miedo' de los populares a un programa alternativo que da respuestas a la gente
El coordinador Federal de IU y candidato al Congreso de Unidos Podemos, Alberto Garzón, ha animado este martes en Gijón al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, a no equivocarse de enemigo al tiempo que ha apelado al voto de los indecisos para superar al PP y formar un Gobierno de izquierdas en el país, algo que ha visto "factible".
Así lo ha indicado a los medios de comunicación tras reunirse con representantes del Comité de Empresa de ArcelorMittal en el Náutico, acompañado de los coordinadores regional y local de IU en Asturias y Gijón, Manuel González Orviz y Faustino Sabio, respectivamente. Garzón ha respondido así a las declaraciones de Sánchez durante una entrevista, tras llamar al voto de los comunistas de corazón.
Para él, Unidos Podemos no son el enemigo ni el responsable de la miseria, desigualdad ni de las reformas laborales, sino que lo es el PP y es a quien hay que ganar las elecciones. Es por ello, que ha defendido que hay que centrarse en el PP y poner sobre la mesa políticas concretas que puedan ilusionar a la gente.
"No vamos a bajar al barro ni del PSOE, ni de Ciudadanos ni del PP", ha apuntado, para insistir en que lo que interesa a la ciudadanía son medidas concretas que tienen que ver con la vida de la gente. Y esa, a su juicio, es la mejor de la forma de atraer a los votantes, ya sea que les hubieran votado anteriormente o no.
Entre esas medidas, ha citado un compromiso firme de la defensa de la clase trabajadora a través de la derogación de las dos reformas laborales, la que hizo el Gobierno del PP y la del PSOE, así como del artículo 315.3 del Código Penal de derecho a huelga, contrarrestar la represión de la Ley Mordaza, hacer un nuevo Estatuto de Trabajadores, recobrar la negociación colectiva y medidas estratégicas para la dinamización del territorio y la generación de empleo.
Medidas que pondrán en marcha de ganar el próximo 26 de junio, como también un cambio de modelo productivo, que apueste por la diversificación y la I+D, a lo que ha puesto de ejemplo a Asturias.
Por todo ello, ha insistido en que los indecisos son un número importante y determinante, muchos de ellos de izquierdas, y, si votan a Unidos Podemos, pasarán por delante del PP. Garzón ha insistido en que, si eso pasa, podríamos tener una sorpresa y abrirían una senda de un Gobierno de izquierdas que tendría que contar con el PSOE. "Por eso no vamos a entrar a las hostilidades a las que nos quiere llevar Pedro Sánchez", ha sostenido.
PROGRAMA FRENTE A PROPAGANDA
Para él, la gente es suficientemente inteligente para no necesitar consejos sobre sus sentimientos, sino que lo importante, a su parecer, es que al final voten razonando qué país quieren. Ha añadido que cree que es el del empleo, no precariedad y no desahucios. Cuestiones todas ellas que defienden Unidos Podemos., ha indicado Ha remarcado, también, que IU es el que más comunistas aglutina y apoya la candidatura de Unidos Podemos, la cual se preocupa por cómo pueden resolver los problemas de la gente. "Más allá es propaganda y campaña electoral", ha replicado a Sánchez.
En este sentido, y respecto a que Sánchez haya asegurado que no apoyaría al dirigente de Podemos y cabeza de lista electoral, Pablo Iglesias, para presidente del Gobierno, ha opinado que
es parte de una estrategia que no comprenden ni comparten, ya que para Unidos Podemos lo fundamental es el programa. Aún así, ha avanzado que volverán a tender la mano al PSOE tras las elecciones para poner en marcha políticas de izquierdas.
Dicho esto, ha confesado que le asusta que Sánchez esté insinuando con estas declaraciones que dejaría pasar al PP o que quisiera ir a unas terceras elecciones. Garzón ha reiterado que estas posibilidades les asustan sobremanera porque creen que la base social del PSOE y los votantes de izquierda, voten a quien voten, opinan que es necesario un Gobierno de izquierdas. Algo que, según él, pasa por apoyar a la lista más votada de izquierdas, que van a intentar que sea Unidos Podemos.
Por contra, no barajan el que pueda ocurrir que sea Unidos Podemos el que apoye una investidura del PSOE. Según Garzón, solo trabajan con la hipótesis de las encuestas de que van a estar por encima del PSOE en votos y en escaños, a lo que ha recalcado que no se conforman con eso, sino que creen que se pueden ganar al PP. Es más, aspiran a lo que les parece "realizable y factible", que es ganar al PP, convenciendo a los indecisos.
ALTERNATIVA AL PP
Asimismo, ha indicado que el PP ha comprendido que la alternativa son Unidos Podemos, no solo por encuestas sino por programa antagónico y alternativo al de los 'populares', y de ahí que su vídeo se centre en ellos.
Garzón ha reprochado, además, que el PP les está intentado tachar de extremismo, algo que ha considerado "profundamente falso". De hecho, ha recalcado que extremismo es lo que ha practicado el PP durante todos estos años, el dejar a la gente sin trabajo, sin casa, "robar a mansalva", que te investigue la Policía y que entre en la sede de Génova y descubra que hay financiación "ilegal". Todo eso son prácticas extremistas que afectan negativamente a la vida de la gente y que las lleva a cabo el PP, a su parecer.
Frente a ello, ha puesto el modelo de Unidos Podemos, ejemplo de poner encima de la mesa lo que les une y no lo que les separa, mientras que el el PP sigue con su campaña "del miedo", de la cual ha opinado que no va a tener ningún fundamento.
Preguntado ya en clave asturiana sobre si la buena sintonía entre los dos partidos de la alianza electoral se puede trasladar a la Junta General del Principado, ha preferido no precipitarse. Y aunque ha reconocido que están "muy cómodos" trabajando en la confluencia, creen de obtener unos resultados muy buenos supondrá un mensaje en el futuro. No obstante, ha insistido en ir fase a fase y dejar las interpretaciones para después de las elecciones.
También sobre si la decisión de IU en la firma del acuerdo del carbón le puede pasar factura en las urnas, ha dejado claro que hacen una defensa "férrea, clara, sin ningún tipo de matices" de las Cuencas Mineras y de los trabajadores de las explotaciones mineras, así como de aquellos que lo hacen en sectores que se ven beneficiados por la existencia de actividad productiva minera.
Incluso ha considerado que existe una motivación creciente por un proyecto que saben que si Unidos Podemos gana, será la mayor garantía de defensa de las Cuencas Mineras y de los trabajadores de esos territorios.