Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Garzón amplía la larga lista de jueces suspendidos por el CGPJ

Fernando Ferrín Calamita, condenado por retrasar la tramitación de la adopción de una niña por parte de la compañera sentimental de su madre. Foto: EFEtelecinco.es
Sin haber sido procesado formalmente, pero con el visto bueno de la Fiscalía, el CGPJ suspendió a Calamita en febrero de 2008 después de que el Tribunal Superior de Justicia de Murcia admitiera a trámite la querella que la mujer presentó contra él.
Otros jueces sancionados por el Poder Judicial en los últimos 20 años fueron apartados de la carrera al ser procesados por presuntos delitos cometidos en el desempeño de su cargo.
Así, en julio de 1984 se acordó la suspensión cautelar de los jueces de Barcelona Joaquín García Lavernia y Carlos Lorenzo Penalva de Vega, procesados por prevaricación y cohecho, y que, cuatro años después, fueron condenados a penas de 5 y 4 años de cárcel y a 11 de inhabilitación, lo que les valió su expulsión definitiva.
Pero Garzón no ha sido el único magistrado de la Audiencia Nacional suspendido de forma provisional. En junio de 1999, el juez Javier Gómez de Liaño fue apartado de la carrera judicial por un año tras ser procesado por tres delitos de prevaricación durante la instrucción del "caso Sogecable", por el que luego fue condenado a 15 años de inhabilitación.
En agosto de 1990, el CGPJ suspendió cautelarmente al juez de la Audiencia de Granada José Cáliz Covaleda, procesado por presuntos delitos de cohecho y prevaricación tras realizar una operación antidroga, aunque en octubre de ese año fue levantada la sanción.
Otro de los magistrados apartados de forma provisional de la Judicatura ha sido el juez de Barcelona José Ramón Manzanares Codesal, suspendido en marzo de 2001 a raíz de que el TSJ de Cataluña le abriera juicio oral por delitos de prevaricación.
El juez de primera instancia e instrucción número 2 de La Palma del Condado (Huelva), Justo Gómez, fue suspendido en octubre de ese mismo año después de que el TSJ andaluz abriera una investigación penal contra él, que culminó con una condena de dos años de cárcel y 18 años y medio de inhabilitación.
El que fuera presidente de la Audiencia de Las Palmas, José Antonio Martín y Martín, fue apartado de forma provisional de la Judicatura en enero de 2006 hasta aclarar su presunto trato de favor a un narcotraficante, hechos por los que resultó condenado en 2009 a un año y medio de suspensión, aunque el TS lo absolvió en enero de este año y un mes después el CGPJ levantó su suspensión.
Uno de los últimos jueces suspendido ha sido el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Marbella (Málaga), Francisco Javier de Urquía, que fue apartado de sus funciones en julio de 2007 al ser investigado en el "caso Malaya" por supuestos delitos de prevaricación y cohecho, por los que fue condenado a 21 meses de suspensión. EBP