Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Garzón dice que su situación es "muy injusta" y que se debe a "intereses"

Así se ha pronunciado ante los medios de comunicación antes de intervenir en una mesa redonda en el XXII Congreso de Derecho Penal de la Universidad de Salamanca.
El Tribunal Supremo tiene abiertos tres procesos judiciales contra el magistrado: uno por declararse competente para investigar las desapariciones durante el franquismo y la Guerra Civil, otro por percibir supuestamente dinero del Banco Santander para su estancia en la Universidad de Nueva York y un tercero por las escuchas a imputados del caso G³rtell.
Garzón ha considerado que es un "ciudadano normal" que aspira a tener "las garantías de todo ciudadano ante la Administración de justicia" y ha asegurado que "cuando toque" procurará demostrar su "inocencia".
El juez también ha negado sentirse acosado en su actividad normal, aunque ha denunciado que "hay intereses que nada tienen que ver con la Justicia".
Baltasar Garzón ha evitado dar nombres de aquellos que mueven esos "intereses", pero ha explicado que hay personas "y algunos en particular, que han pasado el límite de lo aceptable en un Estado de Derecho".
El magistrado se ha mostrado tranquilo y confiado en una "resolución positiva" para él y ha asegurado que, aunque "no es agradable", no le afecta en su trabajo diario porque su "amor por la Justicia es más elevado que lo que pueda representar la coyuntura de las acciones penales" en su contra.
El tono de seriedad con que hizo estas declaraciones lo abandonó cuando comenzó su disertación en la mesa redonda, en la que habló de las dificultades y de la investigación y enjuiciamiento de los delitos relacionados con la corrupción.
También ha lanzado críticas contra "algunos" medios de comunicación porque, a su juicio, cuando se transmiten temas como el terrorismo o corrupción "se hacen afirmaciones sobre conspiraciones y tratan de hacer ver que todos son corruptos, asesinos o inductores".
En un tono irónico ha dicho que "hay gente que ladra en las ondas", aunque no ha dado nombres para que, según ha explicado, no presenten contra él una nueva querella y ha agregado que se "habla con ligereza" para concluir afirmando que si un "responsable judicial o un arquitecto lo hiciera, lo expedientarían".
El juez Garzón, que fue recibido en el auditorio donde se celebraba la mesa redonda con un aplauso generalizado, ha reclamado una mayor cooperación internacional para luchar contra los delitos de corrupción, ya que en su opinión es algo que "socava el sistema democrático y si no hay una convicción democrática en la sociedad para combatirlo, no se podrá eliminar".