Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Garzón dice que su intención es recuperar el puesto en la Audiencia Nacional

El juez español Baltasar Garzón. EFE/Archivotelecinco.es
El juez Baltasar Garzón, suspendido de sus funciones después de que el Tribunal Supremo (TS) le abriera juicio por declararse competente para investigar las desapariciones durante el franquismo, ha dicho que su intención, si la causa concluye de forma favorable, es recuperar el puesto en la Audiencia Nacional.
"Sin perjuicio de la decisión que uno tome en su vida posteriormente", ha añadido Garzón, en una entrevista en el diario "El País", recogida por Efe.
El juez, quien el pasado 14 de mayo fue suspendido cautelarmente de sus funciones en la Audiencia Nacional por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), ha hecho hincapié en que está tranquilo y seguro de que "al final se impondrá lo que corresponda en Justicia".
Además, ha asegurado que no se arrepiente de las decisiones que adoptó en relación a los crímenes del franquismo porque fueron tomadas "consciente y reflexivamente".
"Es la interpretación de las normas jurídicas nacionales e internacionales las que te llevan a tomar esa decisión; puede haber opiniones discrepantes, pero no es cuestión de arrepentimiento, sino de aplicar las normas que corresponden", ha añadido.
Preguntado sobre si un país puede desterrar la memoria histórica ha dicho que "es difícil y, además, es una equivocación".
Garzón actualmente trabaja como consultor externo de la Fiscalía de la Corte Penal Internacional en La Haya (Holanda), trabajo, a su juicio, diferente a lo que era el día a día de las investigaciones de la Audiencia Nacional.
Según ha explicado, siempre ha tenido una profesión al trabajo muy clara, enseñada desde la infancia por sus padres, y eso es lo que está haciendo en La Haya.
También ha explicado que es víctima de una campaña mediática, que incluso en su pueblo -Torres (Jáen)-, "que sí estuvo a la altura de la ética colectiva al margen de ideologías, se ha acosado a gentes tratando de sacar donde no había e inventar historias".
Sobre si se siente más optimista sobre el final de ETA ha contestado que "sin lugar a dudas", ya que "la política que se está haciendo es la correcta".
"Hay una coherencia en la acción política frente al terrorismo de todas las fuerzas democráticas y -ha dicho- así debería ser en otros ámbitos de la política".