Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gates dice que el Ejército de EE.UU. puede ayudar a México en la lucha contra el narcotráfico

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, dijo hoy que el Ejército estadounidense está dispuesto a ayudar a México en su lucha contra los carteles de la droga que operan en la frontera común.
El secretario señaló en el programa "Meet the Press" del canal NBC que la violencia generada en la frontera entre ambos países por las bandas de narcotraficantes es "claramente un serio problema", lo que ha llevado a que se reduzcan algunos de los antiguos prejuicios contra la cooperación entre EE.UU. y los militares mexicanos.
Gates señaló que la ayuda podría ser entrenamiento y recursos materiales, así como en materia de inteligencia y vigilancia.
El máximo responsable del Pentágono elogió la lucha contra los carteles de la droga que ha emprendido el presidente de México, Felipe Calderón, ya que, según dijo, uno de los problemas de ahora es que su predecesor no hizo lo suficiente para acabar con ellos.
"Creo que empezamos a estar en posición de ayudar a los mexicanos más de lo que lo hemos hecho en el pasado", aseguró.
México será uno de los países que visite el jefe del Estado Mayor Conjunto, Mike Mullen, quien emprenderá una gira por América Latina la próxima semana, que, además, lo llevará a Brasil, Chile, Perú y Colombia.
Mullen aseguró el jueves pasado que Estados Unidos está preocupado "por las muertes y el narcotráfico, que han aumentado dramáticamente en el último año" en México.
El almirante, que es el máximo asesor en temas de Defensa del presidente Barack Obama y del secretario Gates, dijo que "México es ciertamente más que una preocupación" y aseguró que está estudiando "la manera de ayudar" a ese país "para poder afrontar esta clase de amenaza".
En lo que va de 2009, el número de muertos atribuidos a la guerra entre carteles y los ataques de estos contra las fuerzas federales en todo el país supera los 1.000.