Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Generalitat insiste ante Bankia en que la venta del Valencia "no es una decisión sólo financiera"

La Generalitat ha "trasladado con bastante insistencia" a Bankia que la venta del Valencia "no es una decisión sólo financiera, sino también social y deportiva" y que, como tal, "se tiene que dar proyecto social y deportivo al club", en palabras del conseller de Hacienda y Administración Pública, Juan Carlos Moragues.
En una entrevista concedida a Europa Press, considera "normal" que la entidad financiera haya "iniciado el proceso de venta y convocado concurrencia, para ver quién está interesado y cuáles son sus condiciones", pero subraya que desde el Consell están "insistiendo mucho en el aspecto social" de la operación relativa al club che.
Moragues subraya que están "defendiendo los intereses de la Generalitat y pidiendo la devolución de los 4,8 millones abonados en febrero", ante la imposibilidad de la Fundación VCF de afrontar un pago de intereses por el préstamo que obtuvo en 2009 de Bancaja, con aval del Instituto Valenciano de Finanzas, para acudir a la ampliación de capital del club y convertirse en máximo accionista.
"Por un lado, estamos hablando con discreción y cautela del aspecto financiero, de recuperar ese dinero, no aportar nada más y que se cancele toda la deuda de la fundación para que no haya una parte de deuda que pueda luego salpicar al IVF", explica Moragues, quien agrega que también permanecen "atentos a que se dé una solución buena al aspecto social, para el valencianismo y para el club".
"TIENE QUE CUIDAR EL ARRAIGO"
En este sentido, asegura que "se ha trasladado a Bankia con bastante insistencia que se trata de un club muy importante, muy sensible y muy representativo, que es como una seña de identidad valenciana" y que, por tanto, "el aspecto económico y deportivo se tiene que cuidar, pero también el aspecto social y de arraigo".
Según el titular de Hacienda, "Bankia es consciente y sensible principalmente a ese aspecto social, y también al deportivo", punto en el que opina que "quien venga a invertir dinero, no lo hace para tener un club en mitad de la tabla".
En cualquier caso, Moragues recalca que "la Generalitat no puede dar ni un duro al Valencia ni a ningún club privado" y, además, "tiene que recuperar los 4,8 millones que se aportaron por el préstamo de la fundación", cuya deuda "hay que pagarla toda, se habla de 90 millones en los que están esos 4,8 millones, sin ninguna quita, algo en lo que la Generalitat está total y absolutamente de acuerdo".
Y todo ello, agrega, "dejando de lado el proceso del aval Guadiana y de si hay aval o no" en función de las distintas decisiones judiciales en torno a la suspensión o vigencia de esa garantía, que desaparecería en caso de venta y extinción del crédito.
AVAL "COMPATIBLE CON LA NORMATIVA EUROPEA"
En cuanto a la investigación de la Comisión Europea en torno a ese aval y las ayudas concedidas al Hércules y al Elche, ha subrayado que defenderán que el apoyo brindado por la Generalitat "a las fundaciones de esos clubes para obtener financiación, no a los equipos, era compatible con la normativa europea".
Moragues recalca que "no toda ayuda es incompatible con la UE", sino únicamente "cuando se da una ventaja económica a alguien y como consecuencia de esa ayuda, se provoca una distorsión en la competencia y un quebranto de la unidad de mercado". "Eso no quiere decir que cualquier ayuda sea incompatible con la UE, lo es sólo cuando distorsiona la competencia y el mercado, y nosotros defendemos que se dio un aval a una entidad sin ánimo de lucro para obtener financiación, ni siquiera una ayuda directa dineraria", concluye.