Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Generalitat pedirá al Estado que le condone 790 millones

Asegura que cumplirá sus compromisos con los ayuntamientos
La vicepresidenta del Gobierno catalán y consejera de Gobernación y Relaciones Institucionales, Joana Ortega, ha anunciado que pedirá al Estado que condone los 790 millones de euros que le deben los municipios catalanes, un dinero que reclama tras constatar que, con las liquidaciones de las transferencias de 2008 y 2009, entonces les anticipó más dinero de la cuenta.
En la constitución del Consejo de Gobiernos Locales (CGL) en el Ayuntamiento de Barcelona celebrado hoy jueves, ha defendido que "se trata de un error de cálculo del anticipo de la administración del Estado en ningún caso atribuible a los ayuntamientos", para lo que enviará una carta al Gobierno para trasladarle esta petición que vienen reivindicando los municipios.
En declaraciones a los medios, el nuevo presidente del CGL y de la Federación de Municipios de Cataluña (FMC), Manuel Bustos, ha dicho que el anuncio reconforta y tranquiliza a los alcaldes, si bien ha afirmado que "reconfortará más a los alcaldes que sea un hecho" porque muchos ayuntamientos tienen serias dificultades de financiación.
La reclamación es la 'solución catalana' que Ortega ha consensuado con el consejo, la FMC y la Asociación Catalana de Municipios (ACM), e incluye una alternativa para pagar la deuda si el Gobierno no ve factible condonarla: que los municipios no reciban el dinero que el Estado les deberá los próximos años por haberles anticipado menos dinero del que les toca cuando vaya superándose la crisis.
Con ello, la devolución no surgiría de las lastradas cuentas municipales afectadas por la crisis, y no comprometería los pagos e inversiones de los ayuntamientos, que para mantenerse a flote adoptan incluso soluciones imaginativas --cómo la de apagar los semáforos de noche en Olot (Girona)-- y que "no tomarían si no fuera por la situación de asfixia económica", ha dicho Bustos.
Los municipios han recibido otro alivio de Ortega con la promesa de que la Generalitat cumplirá sus compromisos con los ayuntamientos: "Sea cual sea --el compromiso-- y se hayan contraído cuando se hayan contraído, no podemos permitir que los alcaldes queden desprotegidos y vean sus finanzas comprometidas por razón de algún incumplimiento".
UNIDOS POR EL PACTO FISCAL
Ortega y los representantes municipalistas han cerrado filas en torno al pacto fiscal, que la consejera ha defendido que debe alcanzarse con el Estado, y Bustos ha dicho que apoyan al Gobierno catalán en buscar una mejor financiación para Cataluña, afirmando que estarán "siempre a su lado".
De ello hablará en las próximas horas el presidente de la ACM, Miquel Buch, al presidente de la Generalitat, Artur Mas, a quien le reclamará en una reunión que en el pacto fiscal se tenga en cuenta que una parte de la financiación adicional debe ser para los ayuntamientos, y ha concluido: "Si Cataluña está mal financiada, los ayuntamientos también, y estamos sufriendo mucho".
Con todo, Ortega ha afirmado que deben desarrollar la ley de gobiernos locales, que deberá ir de la mano de la ley de finanzas locales, y la de gobiernos debe apostar por la máxima eficiencia con la mínima burocracia, tener en cuenta que el marco competencial debe ser asimétrico porque no todo el territorio es igual, y que deberán mancomunarse servicios.