Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Generalitat valenciana seguirá reclamando una nueva financiación autonómica pese a la negativa del Gobierno

El vicepresidente y portavoz del Consejo valenciano, José Císcar, ha asegurado que el Gobierno valenciano se mantendrá "firme" en su reclamación de un nuevo modelo de financiación autonómica para la Comunidad pero, según ha precisado, lo hará desde la "solidaridad" y "siendo consciente" con la situación económica del Estado.
Císcar se ha expresado de esta manera en declaraciones a Europa Press en relación a la información publicada por una respuesta escrita del Gobierno en la que indica que descarta estudiar una reforma del sistema de financiación autonómica antes de 2015.
Preguntado por si el Consejo se ha fijado una fecha límite para que se actualice este sistema de financiación, Císcar ha dicho que "no estamos hablando de fechas", sino que lo que desean es que el asunto "se trate lo antes posible".
De este modo, aunque ha explicado que no han tenido todavía acceso al contenido de la respuesta parlamentaria, ha querido advertir de que el Gobierno valenciano "seguirá de manera firme reivindicando una financiación justa para los valencianos".
Así, ha reiterado que dicha financiación debe atender a criterios poblacionales "para que se acabe con el modelo de financiación actual que es claramente discriminatorio para la Comunitat Valenciana". Císcar ha agregado que "no queremos recibir más recursos que otros, pero tampoco menos".
"Esto vamos a hacerlo siendo conscientes y desde la solidaridad porque entendemos la situación económica por la que atraviesa la Administración del Estado", ha declarado el portavoz del Consejo, quien ha remarcado que exigirán un nuevo modelo "desde la solidaridad y la responsabilidad", pero sin "renunciar a reclamar y a tener la financiación autonómica que nos corresponde".