Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Generalitat valenciano cree que la crisis no impide "rectificar" lo que está "mal", como la financiación autonómica

El secretario general del PPCV y consejero valenciano de Gobernación, Serafín Castellano, considera que, aunque la coyuntura económica es "muy delicada" y la herencia del Gobierno socialista "ha sido la peor de las posibles", eso "no es óbice para que se rectifiquen algunas cuestiones que están mal como es el tema de la financiación".
Castellano se ha expresado de esta manera en declaraciones a los medios, al ser preguntado por si el Gobierno central había avisado a los 'populares' valencianos o al Consejo de la decisión de llevar a 2015 el estudio de un nuevo modelo de financiación.
En este sentido, ha apuntado que "los temas de financiación deben estar debatidos en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) con el acuerdo de todas las CCAA". Por tanto, "gobierne quien gobierne, nosotros vamos a seguir reivindicando algo que es vital para los valencianos", ha apuntado.
Del mismo modo, ha afirmado que los gobierno "tienen que hablar" y ha insistido en que aquello que se refiere a la financiación autonómica "debe ser un acuerdo entre el Gobierno de España y las CCAA para que no haya discriminaciones y sea justa".
El dirigente 'popular' ha subrayado que el PPCV "continuará reivindicando" una "financiación justa" para la Comunidad Valenciana, para que esta región deje de estar "a la cola" de la financiación autonómica. Así, ha apuntado que lo harán "desde la lealtad al Estado y por los cauces adecuados".
"Con lealtad pero con firmeza vamos a seguir reivindicando esta financiación justa, con más motivo estando el PP en el Gobierno", ha agregado.
Castellano ha pedido que "se haga cuanto antes posible esa financiación" y, aunque ha reconocido que la coyuntura económica "es muy delicada y la herencia del Gobierno socialista ha sido la peor de las posibles, no es óbice para que se rectifiquen algunas cuestiones que están mal como es el tema de la financiación".