Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Génova' no ve extrapolable la tesis de Aguirre de dimitir por no vigilar: "Entonces en este país no dirigiría nadie"

Se inclina más por una gestora pero también podría nombrarse un nuevo presidente del PP de Madrid en una Junta Directiva regional
El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maillo, considera que no es "extrapolable" la decisión "individual" y "subjetiva" que ha tomado Esperanza Aguirre de presentar su dimisión como presidenta del partido en Madrid alegando que no estuvo vigilante, ya que, "entonces en este país no habría nadie dirigiendo nada". Es más, ha dicho que por esa misma razón la propia Aguirre podría haber renunciado mucho antes, cuando han sido imputados alcaldes del partido en la región.
En una rueda de prensa tras la reunión del comité de dirección del PP que ha presidido Mariano Rajoy, Maillo ha señalado que en las próximas horas se sabrá si se crea una gestora que dirija el partido en Madrid hasta que haya un congreso regional o se designa a un nuevo presidente y secretario general a través de la Junta Directiva del PP madrileño. Fuentes de la dirección nacional del PP se inclinan más por la designación de una gestora.
El responsable de Organización ha asegurado que se enteró por los medios de comunicación de que Ignacio González había presentado su dimisión como secretario general del PP de Madrid a través de una misiva con fecha de 15 de enero y "sellada" el 21 de enero del 2016. "Vengo a decir la verdad", ha manifestado ante los periodistas, para agregar después que él mismo acudió el día 22 a una reunión de la Junta Directiva regional del PP de Madrid y nadie le informó de esa cuestión.
Aunque ha dicho que le habría gustado conocer "antes" que Ignacio González había dejado su cargo, el dirigente del PP no ha querido darle más "trascendencia" a este asunto, ya que, según ha dicho, Aguirre ha justificado lo que ha pasado por "las elecciones", las "circunstancias de las vacaciones...". "Asumimos y aceptamos esas explicaciones como válidas", ha apostillado.
NO BUSCAR COMPARACIONES
Maillo ha recalcado que la razón de dimitir por "'in vigilando' queda muy bien pero no es sencillo articularla y objetivarla". "Por esa sencilla razón, en este país no habría nadie dirigiendo nada ni en la empresa privada, ni en la administración pública ni en un partido", ha dicho, para añadir que cuando se confía en una persona y le "traiciona" lo que hay que hacer es "tomar medidas" y "actuar con contundencia".
Ante los que creen que la dimisión de Aguirre marca el camino a Rajoy, el dirigente 'popular' ha pedido no buscar "equiparaciones ni comparaciones" de casos "que no tienen que ver". Según ha añadido, ella misma ha dado "datos concretos" para tomar esa decisión "personal" como el hecho de que el secretario general que nombró, Francisco Granados, está en prisión desde 2014 o el contar con "informaciones" internas y de los medios de comunicación.
"La responsabilidad 'in vigilando' de la que habla ella es una responsabilidad que asume ella personalmente porque estima conveniente y oportuno, y que podía haber asumido en cualquier momento", ha enfatizado, para insistir en que si se lleva "al extremo" esa argumentación "nadie asumiría ningún tipo de responsabilidad en lo político y en lo privado".
"ESTAMOS ABOCHORNADOS CON LA CORRUPCIÓN"
Maillo ha asegurado que el PP ha pedido "incluso perdón" por los casos de corrupción que están afectando al partido y ha resaltado que ahora están "actuando". "Los detenidos en Valencia nos duraron tres horas. Esto antes no había sucedido", ha enfatizado, para añadir que en la ciudad de Valencia van a crear una gestora, la decisión "más radical y dura" que puede adoptar un partido.
En este sentido, el responsable de Organización ha indicado que las responsabilidades políticas se están "asumiendo todos los días en forma de dimisiones o ceses". "Estamos tan abochornados y avergonzados con la corrupción como cualquier otro ciudadano. Pero la lucha contra la corrupción es cosa de todos", ha resaltado, tras recordar que los casos afectan también a otras formaciones políticas.
Maillo ha subrayado que el PP no es una "máquina" sino que está formado por personas "con corazón y con alma" a las que "duele" los casos de corrupción que se están conociendo. Después de que el vicesecretario de Sectorial, Javier Maroto, defendiera una "purga" en el partido por la corrupción se lleve a quien se lleve por delante, ha indicado que "nadie ha planteado eso" pero todos los miembros del comité de dirección han expresado su "hartazgo y asco" por esos casos, incluido el presidente del partido.
Dicho esto, ha criticado que otros partidos estén "intentado deslegitimar" a Mariano Rajoy y al PP en el proceso de formar gobierno porque tenga casos de corrupción, ya que, según ha dicho, "por esa misma razón" tampoco la andaluza Susana Díaz ni Pedro Sánchez podrían ser presidentes "porque en sus filas hay importantes casos de corrupción" como el de los ERE. "La excusa de la corrupción no puede ser un elemento definitorio para tratar de impedir que se pueda llegar a gobernar porque desde luego nosotros no vamos a caer en esa trampa", ha concluido.