Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Girauta (C's) quiere "atraer" al votante que se pasó al independentismo por desilusión

Critica que Rajoy "no se ha bajado del coche oficial en su vida"
El candidato de C's por Barcelona, Juan Carlos Girauta, ha dicho este miércoles que su partido se propone en las elecciones generales "atraer a la gente que se pasó al independentismo" en los últimos tiempos por desilusión ante la ausencia de proyectos ilusionantes en España.
"Queremos acercarlos a nuestro proyecto por la única vía posible: la voluntad de intentar construir una España que valga la pena", y ha insistido en que entiende que muchos se pasaron al independentismo al romperse el 'ascensor social' por la crisis en Catalunya.
Considera que el proyecto independentista ha fracasado y ha puesto como ejemplo que "ellos mismos se están peleando para ver quién paga las culpas" de este supuesto fracaso, con las disputas internas en la ANC, la tensión entre la CUP y CDC, y entre CDC y ERC.
Girauta ha prometido que, si C's es decisivo en el Gobierno, hará reformas que apuntarán a "una visión nueva de España", con las reformas que ha dicho que España necesita para su cambio y estabilidad.
Al preguntársele en rueda de prensa en Acn sobre sus expectativas el 26J en Cataluña, ha respondido que se daría por satisfecho si C's sube su porcentaje de votos, y superar a CDC en toda Catalunya como hicieron en la provincia de Barcelona en las anteriores elecciones.
DISTANCIA CON PODEMOS Y PP
Frente "a los improvisadores" de Unidos Podemos y la inmovilidad que ve en el PP, ha reivindicado el reformismo de C's: "No queremos derribar la casa; queremos hacer reformas".
Girauta ha reconocido que ve muy difícil pactar con Unidos Podemos tras las elecciones por su "distancia sideral en su concepción de Estado", y también ha marcado distancias con el PP y especialmente con su candidato, Mariano Rajoy.
"No se ha bajado del coche oficial en su vida, y lo presenta como una ventaja sobre el resto", ha lamentado en referencia a la actitud del presidente durante el debate a cuatro del lunes, en el que, según él, trató al resto de candidatos como aprendices.
"Quien quiera que gobierne a Rajoy, que vote a Rajoy", ha sentenciado, y ha pedido al actual presidente a reflexionar sobre si es la persona más adecuada para devolver la ilusión a los españoles.