Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno y Baleares acuerdan el traspaso del Parque de Cabrera por 4,8 millones de euros

El vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves (i), conversa con el presidente balear, Francesc Antich, durante la reunión que mantuvieron hoy previa al pleno de la Comisión Mixta de Transferencias Administración del Estado-Islas Baleares. EFEtelecinco.es
El Gobierno central y el de Baleares han acordado hoy el traspaso a las islas del Parque Nacional Marítimo Terrestre del Archipiélago de Cabrera por un coste de 4,8 millones de euros, que incluirá además la transferencia de 26 puestos de trabajo y la del Centro de Visitantes de la Colònia de Sant Jordi.
Así lo ha anunciado el presidente del Govern, Francesc Antich, a la salida de la reunión de la Comisión Mixta de Transferencias Administración del Estado-Illes Balears, presidida por el vicepresidente tercero del Gobierno y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves.
Tras mostrar su satisfacción por lo que supone un "hito histórico" para la comunidad, Antich ha destacado el hecho de que Baleares asuma la gestión, a partir del 1 de julio, del primer Parque Nacional Marítimo-Terrestre que es un "símbolo de la conservación paisajística y medioambiental de todo el Mediterráneo".
El coste total del acuerdo alcanzado hoy asciende a 4.808.410,62 euros y supone además el traspaso de los 26 puestos de trabajo y la del Centro de Interpretación, así como la necesidad de otros dos convenios complementarios.
Uno significará que el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino gestionará las nóminas del personal hasta el 31 de diciembre de 2009.
El segundo concede al presidente y al vicepresidente de la Comisión Mixta un apoderamiento para que, en el caso de que se incremente el coste efectivo del traspaso, debido a la resolución de los procesos selectivos actualmente en trámite, puedan aprobar una ampliación de recursos sin necesidad de convocar una nueva reunión.
Manuel Chaves, por su parte, ha indicado que, después del verano, mantendrá con el Govern balear otras reuniones para abordar traspasos pendientes al archipiélago, como las competencias de justicia, la titularidad de los museos, la sanidad penitenciaria y otras relacionadas con la inmigración y costas.
Sobre el traspaso acordado hoy, el conseller de Medio Ambiente, Miquel Àngel Grimalt, ha insistido en la fecha simbólica en la que se ha acordado, ya que este año el Parque Nacional Marítimo Terrestre del Archipiélago de Cabrera "cumple la mayoría de edad".
Grimalt ha precisado que no habrá "grandes cambios" en la gestión del mismo porque hasta ahora ha sido "correcta", aunque se notará la mayor proximidad en la toma de decisiones.
De esta forma, ha anunciado una mejora del sistema de reservas de las boyas del puerto que, sin aumentar el número de las mismas, permita realizar los trámites on-line, y también obras en el Puerto de Cabrera para introducirlo en la red de puertos de Baleares.
No obstante, ha destacado principalmente el hecho de que la comunidad asuma la gestión del Centro de Interpretación del Parque Nacional de Cabrera, que entró en funcionamiento el 1 de julio del pasado año.
Para Grimalt, se trata de una "obra faraónica" a la que hay que sacarle el "máximo provecho posible", convirtiéndolo en un referente turístico y también de educación del mar y del medio ambiente de todo Baleares.
Durante la reunión, ha apuntado Grimalt, se han tratado otras cuestiones como la transferencia de costas y litoral a la comunidad autónoma, algo que acarrearía "muchas ventajas" para las islas porque permitiría adaptar la gestión a la realidad de Baleares.