Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno de Bolivia acusa a la oposición de buscar un enfrentamiento y no el diálogo

El Gobierno de Bolivia denunció hoy que los cuatro gobernadores departamentales (prefectos) opositores buscan "enfrentamiento" y no quieren dialogar sobre la aplicación del régimen autonómico contemplado en la nueva Constitución.
El portavoz del presidente Evo Morales, Iván Canelas, dijo a los medios que los gobernadores "van inventándose una y otra vez nuevos condicionamientos" para no incorporarse a la negociación sobre autonomías porque en realidad "quieren optar por un enfrentamiento".
Canelas criticó así a los gobernadores opositores que se han negado a acudir a las citas convocadas por el Gobierno para discutir la implementación del régimen autonómico contemplado en la nueva Constitución, promulgada el pasado 7 de febrero.
Los prefectos (gobernadores) opositores de Santa Cruz, Beni, Tarija y Chuquisaca mantienen su rechazo al texto constitucional y al modelo autonómico que recoge porque consideran que es insuficiente para sus regiones.
El portavoz gubernamental ratificó la intención del Ejecutivo de continuar adelante con la aplicación de las autonomías aunque no acudan los prefectos, pero también aclaró que "las puertas estarán siempre abiertas" para que se puedan incorporar.
"Lo que nos preocupa son las condiciones que va poniendo la oposición. Son condiciones sistemáticas (...) hoy sale un nuevo condicionamiento y mañana seguramente saldrá otro", insistió Canelas.
Tras poner como condición la llegada de "garantes" internacionales y que los encuentros se celebren en Santa Cruz, feudo de los opositores, éstos exigen ahora que el presidente Morales participe en todas las reuniones, según informa La Prensa.
El próximo viernes, dirigentes cívicos opositores de Santa Cruz, Beni, Chuquisaca y Tarija, además de los de Pando, se reunirán como Consejo Nacional Democrático (Conalde), que en su momento aglutinó a todas las fuerzas opositoras a Morales.
La reunión ha sido convocada "para defender la democracia" en la ciudad de Sucre, capital de Bolivia, y Chuquisaca.
Según los medios, en Sucre algunos de los prefectos buscarán ser recibidos por el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Eddy Fernández, y el fiscal general del Estado, Mario Uribe, para tratar las últimas detenciones de Pando.
La semana pasada la Fiscalía detuvo a siete personas en Pando por la supuesta implicación en una masacre de campesinos afines al Gobierno ocurrida en septiembre pasado durante una oleada de protestas en el país.
Por esos sucesos, en los que murieron entre 13 y 20 personas según diversas fuentes, hay 20 acusados, entre ellos el ex gobernador de Pando, el opositor Leopoldo Fernández, que se encuentra en la prisión paceña de San Pedro desde el 19 de septiembre a la espera de juicio.
De los siete nuevos detenidos la semana pasada, tres ingresarán hoy en el penal de San Pedro, informa hoy el diario La Prensa.
La prefecta de Chuquisaca, la indígena quechua Savina Cuéllar, también opositora a Morales, solicitó que el Gobierno frene esas detenciones, lo que ha sido descartado por el Ejecutivo, que además argumenta que son competencia de las autoridades judiciales.
"Es hasta chistoso cómo la oposición va inventándose una y otra vez un nuevo condicionamiento", respondió Canelas, quien también denunció que los prefectos "no hablan con el Gobierno" y "no tienen una actitud seria".
El portavoz de Morales lamentó las nuevas exigencias de los opositores para acudir al diálogo y reiteró que la implementación de las autonomías continuará aunque los prefectos no se sumen al proceso.
"Vamos a viabilizar las autonomías en el país. Lo vamos a hacer con las personas y con las instituciones que tengan ese interés", dijo.