Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno de Colombia aplaude el fallo contra los daneses que apoyaron a las FARC

Los ministros colombianos del Interior y Justicia, Fabio Valencia Cossio, y de Defensa, Juan Manuel Santos, celebraron hoy la condena emitida por el Tribunal Supremo de Dinamarca contra seis ciudadanos de esa nación europea por intentar brindar apoyo económico a la guerrilla de las FARC.
Valencia Cossio dijo en una conferencia de prensa que el Gobierno de su país "recibe como un acto ejemplarizante esta condena".
Por su lado, Santos señaló a los periodistas que el fallo "es muy importante porque la lucha contra el terrorismo debe ser internacional y castiga a quienes apoyan a organizaciones terroristas".
En una decisión de última instancia, el Supremo de Dinamarca confirmó hoy el fallo condenatorio contra seis ciudadanos de este país que anunciaron que harían aportaciones a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y al Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP).
Los daneses promovieron la firma de ropa Fightersandlovers (Guerreros y Amantes) que comercializó camisetas de apoyo a los dos grupos que figuran en las listas de grupos considerados como terroristas por la Unión Europea y Estados Unidos.
Fueron condenados en principio a 60 días de prisión, pero el Tribunal Supremo danés les concedió la libertad condicional.
El ministro colombiano del Interior y Justicia señaló que "a pesar de que podría decir uno que es muy poca la pena, tiene un gran simbolismo: primero, que la justicia danesa reconoce que ese trato de algunos ciudadanos de ese país fue con movimientos terroristas y, por lo tanto, fueron sancionados por eso".
Fightersandlovers fue cerrada en febrero de 2006 por la policía de Dinamarca, que arrestó a las seis personas vinculadas a ella después de que anunciaran que destinarían parte de la venta de unas camisetas a una emisora de radio de las FARC y a una imprenta del FPLP.
La sentencia también dispuso la confiscación de la firma, su página web y 4.500 dólares obtenidos con la venta de camisetas, y obligó a los condenados a pagar los costes del proceso legal.
En octubre de 2004 otra organización danesa, Rebelión, causó una polémica con el Gobierno colombiano al hacer pública una donación de 8.500 dólares a las FARC y otra similar al FPLP.