Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno asegura que España mantendrá en el futuro su rechazo a un Kosovo independiente

El jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado hoy que España seguirá manteniendo "en el futuro" su rechazo a la independencia de Kosovo por "convicción política" y de acuerdo con el derecho internacional, al tiempo que ha respaldado la aspiración de Serbia de ingresar en la UE.
Zapatero ha reiterado la negativa de España a reconocer a Kosovo como un país independiente en la rueda de prensa conjunta ofrecida en el Palacio de la Moncloa con el presidente de Serbia, Boris Tadic, en el marco de su primera visita de Estado a España.
"Es la (postura) que hemos mantenido y la que mantendremos en el futuro, desde nuestras convicciones en torno al derecho internacional y también desde nuestras convicciones políticas", ha argumentado Zapatero ante Tadic.
España es uno de los cinco países de la UE, con Grecia, Chipre, Eslovaquia y Rumanía, que no ha aceptado la independencia unilateral proclamada por la provincia de mayoría albanesa el 17 de febrero de 2008.
Por el momento, 54 países sí lo han hecho, entre ellos, Estados Unidos y Japón, pero no otras potencias como Rusia, China o Brasil.
El jefe del Ejecutivo ha subrayado además el compromiso de España con la estabilidad y la paz en los Balcanes y con la aspiración de Serbia a ingresar en la UE.
En opinión de Zapatero, Serbia tiene "vocación europeísta" y con la "prudencia necesaria", España desea que en el "menor tiempo posible" pueda presentar su candidatura, como desea la mayoría de los Veintisiete.
Holanda es el único país de la UE que se opone a firmar con Belgrado un Acuerdo de Asociación y Estabilización -paso previo a la adhesión- hasta que sea detenido y conducido al Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia el criminal de guerra serbio Ratko Mladic.
Zapatero ha hecho hincapié en que ha habido una "mejora sustancial" en esta cooperación con el TPIY, como demuestra el arresto el pasado mes de julio de Radovan Karadzic, acusado de la muerte de unos 8.000 musulmanes en la ciudad de Srebrenica en la guerra de Bosnia (1992-1995).
"Espero que esa cooperación continúe", ha confiado el presidente del Gobierno.
Tadic ha agradecido a Zapatero la postura de España tanto en lo referente a Kosovo como en la aspiración de aproximarse a Europa.
"Serbia no va a desistir de la defensa de su integridad. Lo defenderemos por la vía jurídica y democrática. Jamás reconocerá a Kosovo", ha asegurado el presidente serbio.
A su juicio, si este principio de integridad "se viola", podría sentar un precedente y afectar a otros lugares con casos semejantes de nacionalismos.
Por ello, ha confiado en que algunos países que han reconocido la independencia "revisen su decisión" en el futuro.
Tadic ha considerado compatible la negativa de España al reconocimiento de Kosovo con que mantenga tropas en esta provincia, puesto que -ha recordado- la misión militar fue aprobada por Naciones Unidas respetando la integridad territorial de Serbia.
Ambos han destacado el buen nivel de la relación bilateral y han expresado su interés en reforzarla aún más en los próximos años, para lo que Tadic ha invitado a Zapatero a viajar a Belgrado.
En el marco de la visita oficial de Tadic que ha comenzado hoy, los dos Gobiernos han firmado un acuerdo de cooperación en materia de defensa y otro para favorecer las inversiones empresariales.
El memorando militar, suscrito entre los dos titulares de Defensa, Carme Chacón y Dragan Sutanovac, tiene como fin la participación en maniobras conjuntas, el intercambio de medios personales para la formación y la ayuda a la modernización de la estructura de defensa serbia.
En cuanto al área económica, el acuerdo evita la doble tributación fiscal, lo que permitirá una mayor presencia de empresas españolas en el país balcánico, en especial, en sectores como las infraestructuras terrestres y ferroviarias y la energía.
"Las empresas españolas son bienvenidas por su calidad y seriedad", ha dicho Tadic.
En su primera jornada en España, ha visitado el monumento a las víctimas del 11-M y el Ayuntamiento de Madrid, donde el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, le ha entregado las llaves de la ciudad.
Los Reyes le ofrecerán esta noche una cena en el Palacio de la Zarzuela.