Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno catalán afirma que la carta a Europa pretende informar de la "trascendencia" del proceso

La continuidad de Cataluña en la UE dependerá de una negociación "cuando corresponda"
El Gobierno catalán ha afirmado este miércoles que la carta del presidente Artur Mas al presidente de la CE y a los primeros ministros de la UE pretendía "informar de la trascendencia del acuerdo del 12 de diciembre" entre el Ejecutivo y partidos catalanes sobre la fecha y la pregunta de una consulta de autodeterminación.
Fuentes del Gobierno han explicado que la carta pretendía eso, y no se envió "con el ánimo de obtener respuesta" --porque ya conoce la postura oficial de la CE-- ni para plantear debates ni réplicas.
La Generalitat también destaca que "Cataluña se ha comprometido a un proceso pacífico, democrático y transparente", y que se basa en los principios y valores que ha inspirado la propia UE.
Según las mismas fuentes, los tratados de la UE no hacen ninguna referencia a lo que pasaría si parte de un Estado miembro se separa de él.
También constatan que no hay precedentes de un caso como éste "ni tampoco preceptos legales directos que emanen de los tratados de la UE", mientras que sí existen opiniones de todo tipo entre expertos, incluido un informe del Parlamento británico sobre la independencia de Escocia.
La continuidad de Cataluña en la Unión --añaden-- es una decisión política en manos de los gobiernos de todos los Estados miembros de la UE, y "estará sujeto a una negociación política cuando corresponda".
RAPIDEZ DE BARROSO
El presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, acaba de enviar a Mas una carta de respuesta en que afirma que no tiene competencias para pronunciarse sobre la consulta, que lo considera un asunto interno español, y reitera que Cataluña quedaría automáticamente fuera de la UE si se independiza.
Fuentes del Gobierno catalán han subrayado la rapidez de la respuesta de Barroso y creen que esto demuestra la importancia del proceso catalán y su trascendencia en Europa.