Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno de Maduro amenaza con revisar las relaciones con España

El Gobierno de Nicolás Maduro ha amenazado por segunda vez con revisar las relaciones con España, en esta ocasión tras la reunión del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con la mujer del líder de la oposición venezolana, Leopoldo López, encarcelado al ser acusado de ser el autor intelectual de la manifestación convocada por estudiantes el pasado 12 de febrero.

Maduro ya pidió revisar las relaciones con España el 4 de julio de 2013 cuando se produjo un incidente con el avión del presidente de Bolivia, Evo Morales. En aquella ocasión, el presidente venezolano acusó a Rajoy de ser "infame". "Vamos a evaluar nuestras relaciones con España", aseguró.
En su reciente visita a España, la mujer de López, Lilian Tintori, ha alertado de la situación que padece su marido, a quien el Gobierno venezolano acusa de las muertes registradas durante las protestas entre febrero y junio. Según la ONU, hubo 43 muertos, más de 3.300 detenciones y 150 casos documentados de malos tratos.
Rajoy se ha reunido con Tintori y el Partido Popular ha expresado su preocupación por el juicio a López y por la situación de la libertad de expresión en Venezuela, posicionándose así en la misma línea que el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos que, el 20 de octubre, censuró la "arbitraria detención de opositores" y abogó por sus liberaciones.
Maduro acusó de "insensato" al Alto Comisionado de la ONU y la Embajadora de EEUU ante la ONU respondió a Venezuela recordándole que estará obligada a acatar sus decisiones y recomendaciones cuando entre a formar parte del Consejo de Seguridad en el periodo 2015-2016.
REUNIONES DE TINTORI
Tintori se ha reunido con el Papa Francisco y con otros políticos españoles como el expresidente Felipe González y los diputados del PSOE Carme Chacón y Juan Moscoso.
El presidente de EEUU, Barack Obama, aprovechó su intervención en la Clinton Global Initiative del 23 de septiembre, para criticar la detención de Leopoldo López. "Nos mantenemos solidarios con quienes están detenidos en este momento, ellos merecen estar libres, deben ser liberados", comentó.