Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno insiste en que recordar a Miguel Ángel Blanco es "imperativo ético y político"

El portavoz del Gobierno, Iñigo Méndez de Vigo, ha insistido este viernes en que recordar al concejal Miguel Ángel Blanco, asesinado por ETA hace 20 años, es "imperativo ético y político", ya que supuso el nacimiento del espíritu de Ermua y "unió" lo que la organización terrorista "había conseguido dividir".
Méndez de Vigo ha recordado la figura de Miguel Ángel Blanco después de esta semana de homenajes con motivo del 20 aniversario de su asesinato después de dos días de secuestro. Y ha subrayado el movimiento contra la violencia que despertó entre la sociedad suponiendo "el principio del fin de ETA".
El asesinato del joven concejal de Ermua demostró, según ha repasado el portavoz del Ejecutivo, la "crueldad, falta de compasión y humanidad" de la organización terrorista, tras lo que miles de ciudadanos "salieron a la calle" mostrando su "unidad contra el terrorismo y la superación del miedo". "En contra de equidistancias", ha enfatizado.
En este contexto, ha recordado que ETA ha sido derrotada gracias a los instrumentos de la "democracia" y ahora "son tiempos para meditar, reflexionar y reivindicar la memoria de las víctimas, su dignidad, memoria, justicia y verdad".
Y ha aprovechado para volver a exigir a la organización terrorista que se disuelva, pida perdón a las víctimas y ayude a esclarecer los asesinatos que todavía no han sido resueltos.