Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno Valencia estudia personarse pero no ve "sospecha" de que altos cargos hayan sustraído dinero público

La Generalitat Valenciana está estudiando personarse en la pieza 5 del 'caso Gürtel' que se instruye en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), aunque ha aclarado que no ve "sospecha" de que altos cargos procesados hayan sustraído dinero público, ya que lo achaca a las "empresas --privadas-- de la trama".
Así se ha pronunciado la portavoz del Consell y consellera de Educación, María José Català, en la rueda de prensa posterior al pleno del Gobierno valenciano, al ser preguntada por si el Ejecutivo piensa atender el ofrecimiento de Fiscalía y del juez de personarse en la pieza 5 de Gürtel, relativa a contratos entre la Generalitat y empresas de la trama, para recuperar el dinero presuntamente defraudado.
Català ha explicado que recibieron este jueves el ofrecimiento para la personación en la pieza, bien por vía civil o bien por vía penal, o incluso por ambas, y que tiene cinco días hábiles para poder personarse, en un plazo que acabaría el próximo miércoles.
Así, ha indicado que la Abogacía de la Generalitat está "valorando" esta posibilidad, y ha indicado que por el momento no se ha tomado ninguna decisión: "Se está valorando porque en esta situación, nosotros pensamos que si hay dudas, las hay sobre las empresas de la trama, no sobre la actuación de altos cargos de la Generalitat, sobre los que solo hay un procesamiento por prevaricación administrativa".
Es decir, ha explicado, "hay un procesamiento de altos cargos por prevaricación administrativa, es decir, no porque haya sospecha de que se hayan llevado dinero público que tienen que devolver, sino una prevaricación de carácter administrativo por fraccionamiento de contratos". "La situación es distinta", ha apostillado.
Y en este sentido, ha reiterado: "se trata de una cuestión procedimental. Estos cargos están procesados por fraccionamiento de contrato y no por supuesta sustracción de dinero público o porque hayan hecho una situación de corruptela en este sentido". "Nosotros --ha añadido-- no tenemos dudas respecto a su actuación, sino sobre la actuación de la trama".