Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno vasco ampliará a heridos y amenazados su programa de testimonios de víctimas del terrorismo

El proyecto 'Gertu' ha permitido grabar 92 experiencias de familiares de damnificados por ETA, GAL u otros grupos terroristas
El Gobierno vasco ampliará su programa de grabaciones de testimonios de víctimas del terrorismo, que hasta ahora se había centrado en las familias de personas asesinadas, a los damnificados directos que resultaron heridos en este tipo de atentados o que fueron objeto de amenazas. El Ejecutivo ha grabado ya 92 experiencias de familiares de víctimas mortales de ETA, GAL u otros grupos terroristas.
La recopilación de estos testimonios forma parte del programa 'Gertu', con el que el Gobierno vasco trata de ofrecer una atención personalizada a las víctimas y de que éstas participen en la construcción de la memoria en Euskadi.
La directora de Gogora (Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos), Aintzane Ezenarro, y el asesor del Ejecutivo vasco para las políticas de víctimas, Enrique Ullibarriarana, han informado este miércoles, en una rueda de prensa celebrada en Vitoria, sobre el grado de desarrollo del programa 'Gertu'.
Esta iniciativa, que se puso en marcha en 2014, ha permitido al Ejecutivo autonómico contactar con cerca de 300 familiares de personas asesinadas por ETA, GAL u otros grupos terroristas que actualmente residen en Euskadi.
Un tercio de estas personas ha accedido hasta el momento a que su testimonio sea grabado por el Gobierno vasco, que en la actualidad dispone ya de 92 grabaciones en las que allegados de víctimas mortales del terrorismo (la mayor parte de ellas ocasionadas por ETA), cuentan sus experiencias.
FINES "PEDAGÓGICOS"
Ezenarro y Ullibarriarana han destacado que el 70 por ciento de las personas que accedieron a que se les grabara han dado su visto bueno a que su testimonio sea difundido con fines "pedagógicos". Estas grabaciones serán depositadas en el archivo del Instituto de la Memoria y se divulgarán en exposiciones itinerantes como las de 'Memoria Plaza', la próxima de las cuales se realizará en Vitoria a partir del 18 de abril.
La responsable de Gogora ha destacado que estos datos evidencian la "positiva" acogida que esta iniciativa está teniendo entre las víctimas, puesto que una parte importante de las personas con las que se ha contactado, se ha mostrado dispuesta a participar en el proyecto y a contar una experiencia "muy íntima" y que, como la pérdida de un familiar cercano, es "lo más duro que puede vivir una persona".
Ezenarro ha subrayado que en los casos de personas que se han negado a que se les grabara, este rechazo no se ha debido a una posible desconfianza en la labor del Gobierno vasco, sino a que no querían "reabrir" un tema tan sensible.
La responsable de Gogora ha anunciado que, tras los "reseñables" resultados de la iniciativa, la grabación de testimonios se extenderá ahora a las víctimas directas del terrorismo, de forma que se tratará de recabar las experiencias de personas que resultaron heridas en atentados o que fueron objeto de amenazas.
Esta nueva fase empezará el mes que viene. El Ejecutivo ya ha empezado a contactar con personas que fueron heridas y con asociaciones de víctimas. "La memoria de este país debe construirse de la mano de las víctimas, las instituciones y la sociedad", ha destacado Ezenarro.