Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno argentino afirma que "está conforme" con la respuesta de Venezuela

El Gobierno argentino aseguró hoy que está "conforme con la respuesta" del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, luego del pedido de explicaciones por sus declaraciones al mandatario de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, sobre la nacionalización de empresas.
"El comunicado dejó todo claro", sostuvo el ministro del Interior, Florencio Randazzo, en alusión al comunicado que hoy emitió el Gobierno venezolano luego de las explicaciones que reclamó la presidenta argentina, Cristina Fernández, a Chávez por las declaraciones de éste a Lula, divulgadas este martes por la prensa.
Randazzo admitió que las declaraciones de Chávez "dejaron confusión", pero consideró que "por suerte" la nota oficial de Venezuela aclaró la situación e insistió en que la nacionalización de empresas "es una decisión soberana de cada país".
La prensa difundió el martes pasado una conversación privada en la que Chávez le decía a Lula da Silva que su Gobierno llevaba adelante una política de nacionalizaciones de empresas "menos las brasileñas".
Según un comunicado de la Cancillería venezolana emitido hoy, esas declaraciones fueron en tono de broma y ha habido un intento de "manipulación" de esas palabras del mandatario venezolano.
Chávez había anunciado el jueves su intención de nacionalizar tres empresas participadas por el grupo siderúrgico argentino Techint, a la que hace un año Venezuela nacionalizó la siderúrgica Sidor.
Un despacho de la agencia oficial de noticias argentina Télam indicó hoy que Fernández llamó por teléfono a Chávez, quien le negó tales informes periodísticos por lo que la mandataria le pidió "un desmentido público".
El Gobierno de Fernández es blanco de duras críticas de las patronales y de la oposición, que le reclaman mayor dureza ante las nacionalizaciones anunciadas por Chávez.
En este sentido, la Asociación Empresaria Argentina (AEA) rechazó hoy "toda discriminación" por parte del Gobierno de Venezuela a inversiones argentinas en ese país respecto de las provenientes de otros países latinoamericanos.
En su comunicado, la Cancillería venezolana reiteró su apoyo "solidario y desinteresado" al Gobierno y pueblo argentino, y aclaró que el plan nacionalizador que aplica desde 2006 abarca sectores estratégicos fundamentales de la economía venezolana, "independientemente de la nacionalidad de los capitalistas involucrados".