Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno vasco asegura que "no dejará indefensos a los jóvenes", a los que ayudará a través de la RGI y de Lanbide

Censura que el Ejecutivo Rajoy no haya consultado a las Comunidades autónomas, a las que "desprecia"
La consejera vasca de Empleo y Asuntos Sociales, Gemma Zabaleta, ha asegurado que el Gobierno autónomo, no dejerá "indefensos a los jóvenes" como, a su juicio, "sí hace el plan Prepara" del Gobierno central, porque, a través de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) o de los diferentes programas de Lanbide "tendrán una oportunidad de entrar al mercado laboral".
Además, Zabaleta ha advertido de que, aunque la ministra Fátima Báñez "ha anunciado una colaboración con las comunidades autónomas", el Gabinete de Patxi López "no ha sido consultado en ningún momento". "El gobierno de Madrid desprecia a las comunidades autónomas y a los agentes sociales al no consultar a nadie a la de tomar unas medidas de tanta magnitud", ha apuntado.
Según sus datos, el Ejecutivo de Patxi López otorga en prestaciones económicas el doble que el plan Prepara del Gobierno central. "Para una pareja en paro con dos hijos a su cargo, la RGI se sitúa en 870 euros, mientras que la ayuda máxima de Madrid queda en 450 euros", ha señlado.
"Asistimos a una nueva muestra de un gobierno inconsistente, que cuando gobierna dice lo contrario que en la oposición, cuando exigía la ampliación de este programa", ha dicho.
Para Zabaleta al "recortar" el subsidio, el Gobierno central "hace recaer las cargas del desempleo de los jóvenes en el colchón familiar de los padres", ha recordado la titular de Empleo y Asuntos Sociales".
En este sentido, ha advertido de que "el Gobierno vasco vigilará que el ejecutivo de Madrid no perjudique a los vascos, analizando el ámbito competencial de las medidas adoptadas y las mejorará gracias a las políticas activas pactadas con los agentes sociales en el Plan de Lucha contra el Paro en Euskadi y con la cobertura universal de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI)".
La consejera ha insistido en que la Renta de Garantía de Ingresos (RGI), gestionada por el Gobierno vasco a través de Lanbide-Servicio Vasco de Empleo, alcanza un montante económico de 612,41 euros mensuales por beneficiario, mientras que la ayuda del plan Prepara queda 200 euros por debajo. Además, ha recordado que, en el caso de una pareja en paro con dos hijos a su cargo, la prestación del Gobierno vasco "casi dobla a la del plan Prepara aprobado por el Ejecutivo de Mariano Rajoy: 869,90 euros mensuales frente a 450 euros".
FORMACIÓN A PARADOS
En cuanto a la formación a los parados beneficiarios, ha precisado que no resulta "una propuesta creíble, cuando el Gobierno central ha recortado el 56 por ciento del presupuesto de políticas activas, "que incluyen procesos de orientación, formación, intermediación laboral y fomento del empleo".
"Al contrario que sucede con la ayuda del Gobierno central, la Renta de Garantía de Ingresos del Gobierno vasco tiene una doble finalidad: presta una cobertura económica a quienes más están sufriendo la crisis y liga estos subsidios a la activación laboral para que sus receptores dispongan de oportunidades reales de encontrar un trabajo y de valerse por sí mismos", ha indicado.
PRESTACIONES Y SERVICIO DE EMPLEO
Zabaleta ha defendido que Euskadi es "la primera comunidad del Estado que aplica este modelo de prestaciones sociales unidas al servicio de empleo". "Se trata de una fórmula que triunfa en el norte de Europa", ha dicho.
Además, ha afirmado que la gestión del Gobierno vasco se hace "siempre con el propósito de ayudar a los más necesitados" y ofrecerles "herramientas de orientación laboral, formación e intermediación laboral con el propósito de que puedan abandonar el sistema de prestaciones sociales".
"Nosotros no dejaremos indefensos a los jóvenes como sí sucederá con el plan Prepara. A través de la RGI o de los diferentes programas de fomento de empleo de Lanbide también tienen una oportunidad de entrar al mercado laboral y de abandonar el sistema de prestaciones sociales", ha reiterado.
Por último, Zabaleta ha asegurado que desde que el Gobierno vasco, a través de Lanbide y del Departamento de Empleo y Asuntos Sociales, emprendió el proceso de gestión íntegra de la RGI, más de 15.000 perceptores han iniciado un proceso de activación laboral y casi 4.000 han encontrado un empleo.