Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno vasco propone que los ayuntamientos cooperen en la resocialización de presos etarras

El secretario de Paz y Convivencia del Gobierno vasco, Jonan Fernández, ha presentado este lunes a Diputaciones y Ayuntamientos un documento en el que plantea que los Consistorios desarrollen actuaciones en favor de la pacificación y convivencia como la creación de comisiones de paz y la cooperación para la resocialización de los presos que salen de prisión.
Todas estas acciones deben partir de "un compromiso integral con los derechos humanos, que conlleve el rechazo a cualquier forma de terrorismo o violencia", y su oposición "frontal" a que se repita.
El Ejecutivo ha propuesto un abanico de posibles propuestas de actuación que puedan impulsarse desde los municipios o territorios, como pueden ser la creación de comisiones municipales de paz y convivencia, foros ciudadanos y experiencias de convivencia plural, apoyo a las víctimas, política memorial, resocialización y apoyar iniciativas para una cultura en paz, convivencia y derechos humanos. En ellos se podrían integrar a todas las sensibilidades políticas locales
Fernández ha mantenido un encuentro con representantes de las diputaciones y de Eudel en Lehendakaritza, al que han asistido Maribel Vaquero, directora de Convivencia y Derechos Humanos de la Diputación Foral de Gipuzkoa, Nekane Zeberio, directora de Gabinete de la Diputación Foral de Álava, e Ibon Uribe en representación de Eudel.
Tras esta reunión de trabajo, Jonan Fernandez ha comparecido ante la prensa para explicar el contenido del documento.
El documento sugiere seis iniciativas, aunque no quiere decir que todas ellas se tengan que cumplir en todos los ayuntamientos. La primera posibilidad que ofrece es la creación de comisiones municipales de paz y convivencia dentro de la estructura municipal para desarrollar este tipo de políticas. Se trataría de unos foros y unos ámbitos que podrían favorecer la integración de todas las sensibilidades políticas locales.
Una segunda opción, complementaria de la anterior, sería colaborar en la creación o impulso de experiencias de convivencia plural entre personas de diferentes ideologías. "Existen ya unas cuantas experiencias, que pueden considerarse como prácticas interesantes", ha añadido Jonan Fernández.
Un tercer ámbito sería el apoyo a las víctimas porque al Gobierno vasco le parece "interesante que cada ayuntamiento valore la posibilidad de realizar o encargar un estudio local sobre la realidad de las víctimas para extraer conclusiones sobre el tipo de actuaciones que pueden emprenderse en el ámbito de sus competencias asistenciales y en materia de reconocimiento".
A su juicio, "esto también permitiría un mayor acercamiento a la institución local con las víctimas". La cuarta línea de actuación estaría destinada a la memoria, y sugiere desarrollar "las recomendaciones sobre políticas municipales y memoriales" del Gobierno vasco realizadas hace dos años, así como "hacer un esfuerzo por conmemorar el 10 de noviembre de cada año el Día de la Memoria, buscando el máximo consenso municipal".
RESOCIALIZACIÓN
El quinto ámbito se refiere a la resocialización. Fernández ha señalado que "puede haber ayuntamientos en los que los servicios sociales de base se encuentren con la necesidad de colaborar en la resocialización postpenitenciaria de personas que salen de prisión".
En este contexto, ha señalado que los municipios "pueden colaborar con una nueva política penitenciaria y de reinserción social que se base en principios legales y humanitarios".
El sexto eje sería promover iniciativas de cultura de paz, convivencia y derechos humanos, colaborando con la red asociativa local, con los agentes educativos, hacer iniciativas, jornadas o publicaciones de vayan a fortalecer esa cultura de paz y convivencia.
El Plan de Paz y Convivencia aprobado en noviembre de 2013 prevé en su iniciativa 15 la "concertación por la convivencia con las diputaciones forales y los ayuntamientos". El documento que se ha presentado este lunes y que se hará llegar a todos los ayuntamientos, desarrolla esta previsión del plan.
Su contenido se asienta en el respeto pleno a la autonomía de cada institución y a la singularidad de cada realidad local. Por este motivo, tiene carácter de sugerencia y se trata de una guía abierta sobre posibles actuaciones en materia de paz y convivencia desde el ámbito local.