Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno catalán cree que la UE sigue sin posicionarse porque no lo ha hecho en un documento

Reta al Estado a pedir a las instituciones comunitarias un informe al respecto
El portavoz de la Generalitat, Francesc Homs, ha afirmado este martes que la UE continúa sin posicionarse sobre si una Cataluña independiente seguiría en las instituciones comunitarias, porque no ha emitido ningún texto por escrito al respecto.
Lo ha dicho en la rueda de prensa tras el Consell Executiu, al preguntársele por las declaraciones del portavoz de la CE, Alejandro Ullurzun, que ha dicho que "si una parte del territorio de un Estado miembro cesa de ser parte de ese Estado porque se independiza, los Tratados dejarán de aplicarse a ese territorio".
Homs ha asegurado que la misma UE ha concretado que el día en que un Estado le pida cómo proceder ante una eventual secesión, "se emitirá un informe de carácter jurídico" por escrito, y que será entonces cuando la Unión fije su posicionamiento definitivo sobre cómo proceder ante un proceso independentista.
En este sentido, ha detallado que al Gobierno catalán le gustaría que el Estado solicitase a las instituciones comunitarias un informe al respecto, pero ha pronosticado que no va a ocurrir porque sería "una contradicción" con el posicionamiento que ha mantenido el Gobierno hasta la fecha ante el debate soberanista.
DEFIENDE EL INFORME DEL CATN
Homs ha vuelto a defender el informe sobre la relación entre un eventual Estado catalán y la UE, redactado por el Consell Assessor de la Transició Nacional (CATN), el grupo de expertos que asesora al Gobierno catalán en el proceso soberanista.
Ha apreciado que muchos de quienes critican este texto no se lo han leído, y lo ha definido como un trabajo basado en la "honestidad", porque plantea diferentes escenarios sobre el futuro de una hipotética Catalunya independiente en la UE.
"Lo que dice el documento del CATN es que no está escrito en ningún lugar que te expulsen el día después" de la independencia, o que un territorio que se segrega de un Estado miembro de la Unión se mantenga en la UE, ha apreciado.
Lo que sí está claro, según Homs, es que no habrá razones jurídicas que impidan la permanencia de Catalunya en Europa, unos "criterios políticos y económicos" que son los que finalmente se impusieron en otros casos, como la incorporación de la antigua República Democrática Alemana (RDA) o la salida de Groenlandia tras un referéndum.