Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno concentrará en una agencia el sistema de compra de armamento y material que ahora realizan los Ejércitos

El Gobierno aprobará próximamente un real decreto que reformará la Dirección General de Armamento y Material del Ministerio de Defensa para convertirla en una futura agencia única de adquisiciones con el que poder centralizar la compra de armamento y material, que actualmente se encuentra en manos de los Ejércitos de Tierra y del Aire y de la Armada.
Así lo ha anunciado este miércoles el secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, durante un desayuno informativo en Madrid sobre 'La industria de Defensa y su repercusión para España tras el Consejo Europeo del 19 y 20 de diciembre', organizado por el Club Diálogos para la Democracia.
Argüelles ha explicado que tanto el Gobierno como las empresas de la industria de defensa ya trabajan en el desarrollo de las capacidades estratégicas necesarias para el impulso de la política común de seguridad y defensa definida por el Consejo Europeo del pasado diciembre.
MEJORAR LA GESTIÓN
Por parte de la Administración General del Estado, ha señalado el secretario de Estado, el Ministerio de Defensa "lleva tiempo trabajando en equilibrar la situación financiera y mejorar los sistemas de gestión".
En este sentido, se han abordado "medidas extraordinarias de pago a proveedores de la defensa", se han "reconducido todos los programas de armamento" y se ha "reprogramado el techo de gasto hasta 2030, suavizando con ello los compromisos que ya existían".
Pero además, ha destacado que se ha reformado la Dirección General de Armamento y Material con el objetivo de "potenciarla como agencia de adquisiciones del ministerio, tal y como reflejará el real decreto sobre su estructura, de próxima aprobación". "Todo esto nos da un mayor margen de maniobra para esta estrategia industrial", ha dicho.
ACOMODARSE AL NUEVO ESCENARIO
En lo que respecta al sector privado de la industria de defensa, Argüelles ha advertido de que las empresas deben "acomodarse al nuevo escenario comunitario" favoreciendo un "mayor equilibrio entre oferta y demanda", desarrollando una "capacitación tecnológica más alta" y dotando a la industria de "solidez e independencia". En resumen, ha subrayado que la industria española "debe ganar un nivel de competitividad igual o superior al resto de actores continentales".
"Es la primera vez que en España se realiza un trabajo así, que combina las prioridades internacionales de España, las necesidades militares operativas, las posibilidades de la industria y su importancia en la economía española. Es un ejercicio complejo en la que trabaja la comunidad de defensa en España a través de representantes de todos los sectores relacionados con ella", ha explicado.
Según ha afirmado el secretario de Estado, este proceso iniciado en el Consejo Europeo del pasado mes de diciembre "ya no tiene marcha atrás" y nuestro país debe ser "capaz de acomodarse a esta nueva situación". "La política exterior europea, sin una defensa adecuada, resulta poco creíble", ha apuntado.
PASAR DE LAS PALABRAS A LA ACCIÓN
En estos mismos términos se ha pronunciado el director general de Empresa e Industria de la Comisión Europea, Daniel Calleja, quien ha manifestado que en lo que respecta a la política común de seguridad y defensa de la UE "hay que pasar de las palabras a la acción", partiendo de la premisa de que será "imposible" desarrollar esta política "sin una base industrial sólida y creíble".
El objetivo que se han propuesto los Veintiocho tras el Consejo Europeo de diciembre es, según Calleja, que "Europa vuelva a ser un continente atractivo para invertir" en el ámbito de la industria de defensa. "La industria europea de la defensa puede y debe ser uno de los motores de la reindustrialización de nuestro continente", ha subrayado.