Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno balear aboga por consensuar el texto y recuerda que la reforma es un compromiso electoral del PP

El Govern de Baleares aboga por consensuar el anteproyecto de Ley Orgánica de Protección de la vida del concebido y los derechos de la mujer embarazada y recuerda que esta reforma es un "compromiso electoral" del PP, un partido que "está a favor de la protección de la vida".
Así se ha manifestado la portavoz del Ejecutivo balear, Núria Riera, quien ha sido preguntada por su opinión personal sobre este texto y ha señalado que está "a favor de cumplir los compromisos electorales y de defender la vida y proteger a las personas".
"Como mujer les he dado la opinión más allá de lo que debía dar porque no es el foro para dar la opinión", ha dicho antes de incidir en que se encuentra "en la defensa de intentar proteger la vida y a las mujeres".
Por ello, ha señalado que "cualquier mujer" que adopte la decisión "difícil" de abortar, lo debe hacer "en el marco de la ley" y, de esta manera, "la ley debe fijar de forma clara cualquier supuesto e intentar proteger los casos en los que la mujer necesita una especial protección o sensibilidad".
"Estoy a favor de defender la vida siempre que sea posible", ha declarado la portavoz, quien también ha sido preguntada por los cargos del Govern que se han mostrado en contra del texto de la reforma, como la directora del Institut Balear de la Dona (IBD), Isabel Llinàs.
Riera ha indicado que se trata de una "opinión personal" y, por ello, hay que alcanzar el "consenso" porque es una materia "delicada". "El debate debe ser dentro del partido", ha añadido.
Según la también consellera de Administraciones Públicas, el texto del Gobierno central "está en línea con los pronunciamientos" que el Tribunal Constitucional ha hecho al respecto. Además, ha remarcado que el borrador se consensuará, tal y como se hizo con la norma del año 1986, y como no se realizó con la Ley del 2010, por parte del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.