Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno vasco considera que el acuerdo de conformidad de la IA en la AN es "una buena noticia que produce desazón"

Dice que "crea un precedente que debería levantar la barrera que impide que presos y otros encausados accedan a beneficios penitenciarios"
El secretario general para la Paz y la Convivencia, Jonan Fernández, ha considerado que el acuerdo alcanzado este miércoles en la Audiencia Nacional entre 35 dirigentes de la izquierda abertzale con la Fiscalía y la AVT para no ir a prisión, es "una buena noticia que produce desazón".
Los 35 miembros de Batasuna, EHAK-PCTV y ANV aceptaron condenas que oscilan entre año y medio y dos años de cárcel, tras haber reconocido su "instrumentalización" por parte de ETA y alcanzar un acuerdo en el que "renuncian a cualquier actividad relacionada con la violencia" y reconocen el "daño" a las víctimas del terrorismo.
Fernández, en una rueda de prensa en San Sebastián para presentar los actos de reconocimiento a las víctimas que el Gobierno vasco impulsará en San Sebastián durante el año 2016, a preguntas de los periodistas, ha considerado que las afirmaciones del dirigente de Sortu Rufi Etxeberria en las que expresaba la necesidad de que los presos de ETA readecúen su estrategia, son "palabras", mientras que el acuerdo alcanzado en la Audiencia Nacional son "hechos".
En relación a las manifestaciones de Etxeberria, ha considerado que el discurso "contenía un relato de parte en la manera de leer el pasado reciente, en la manera de interpretar el papel futuro de un hipotético Gobierno del PSOE, de pedir cambios al EPPK", contenidos que "planteaban interrogantes que necesitan una clarificación".
"El Gobierno vasco ha preferido no calificar ni descalificar esa declaración y ha dicho que lo que quiere es clarificar qué supone de cara a futuro", ha recordado.
VALORACIÓN POSITIVA
En cuanto al acuerdo de conformidad alcanzado en la AN, el secretario de Paz y Convivencia ha apuntado que su intención es situarse en "la valoración positiva", aunque ha resaltado que "nos produce una sensación doble" y es "una buena noticia que produce desazón" porque, "si nos ponemos a mirar en los últimos 30 años nos acordamos de tantos reproches, críticas, tantas vidas humanas, tanto daño causado, sufrimiento, pensamos en la interpretación histórica mantenida hasta ayer, que se ha modificado".
No obstante, ha querido subrayar que se trata de una "buena noticia" al menos por tres razones, ya que "se pone un buen final ordenado a un proceso judicial como el que se estaba siguiendo en la Audiencia Nacional por este caso, porque ese acuerdo de conformidad confluye e incluso va más allá en algún aspecto con las propuestas del Gobierno vasco en materia penal y penitenciaria 'Hitzeman', 'Zuzenbidean', 'Zuzendu', y crea un precedente que debería levantar la barrera que impide que presos y otros encausados puedan acceder a beneficios penitenciarios que legalmente están establecidos".
A su juicio, es necesario también hacer un reconocimiento del "papel que han jugado" en este sentido todos los actores que han participado en el acuerdo, y especialmente el de las víctimas, "y valorarlo por lo que supone". Además, ha confiado en que esto dé lugar a "nuevos pasos que todos estamos esperando" como el desarme de ETA, o que los presos "puedan iniciar procesos de solicitud de tramitación de cambio de su situación penitenciaria".
"REFLEXIÓN"
Preguntado por el reflexión 'Abian' de la Izquierda Abertzale, Jonan Fernández ha asegurado que, desde la secretaría para la Paz y la Convivencia del Gobierno vasco, no tienen "una opinión", aunque sí "voluntad de respetarlo" e intención de "clarificar qué pueden estar suponiendo declaraciones y hechos que vienen ocurriendo en el marco de ese debate".
De este modo, ha señalado que el acuerdo de conformidad alcanzado en la Audiencia Nacional significa, por una parte, "una autocrítica sobre el pasado", así como "un reconocimiento del daño causado a las víctimas por el sufrimiento que han padecido".
Para Fernández, esto plantea la "esperanza" de que "una ponencia parlamentaria sobre Paz y Convivencia más participada tenga posibilidades".
"De alguna manera, estos contenidos vienen, tal vez, a superar algunos de los escollos que impedían hasta ahora la reactivación de la ponencia", ha señalado, al tiempo que ha insistido en que el Gobierno vasco está "en vías de clarificar el alcance de todos estos elementos novedosos que producen un cambio en la interpretación histórica que la IA ha hecho del pasado reciente".