Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno catalán quiere aprobar las cuentas antes del 29 de enero tras el dictamen del Consell de Garanties

Pide al PP que olvide sus "prejuicios" y acepte el dictamen del Consell
El consejero de Presidencia, Francesc Homs, ha expresado este viernes su voluntad de aprobar la ley de presupuestos para 2014 en el Parlamento catalán antes del pleno previsto el 29 de enero tras el dictamen del Consell de Garanties Estatutàries (CGE), con lo que probablemente se convocará una sesión extraordinaria.
"Cuanto antes mejor, pero hay unos plazos para la convocatoria que hay que cumplir", ha recalcado el también portavoz del Gobierno catalán en una entrevista en Catalunya Ràdio recogida por Europa Press.
Después de que el CGE haya rechazado el recurso del PP catalán contra las cuentas, Homs les ha pedido que olviden sus "prejuicios" sobre los cinco millones de euros que se destinan en las cuentas a una eventual consulta y acepten la resolución.
Tras lamentar la "manía" de los populares contra la consulta, les ha emplazado a saber distinguir entre lo que es legal y lo que no y a no dejarse llevar tanto por sus prejuicios.
"Ya hemos dicho que haremos una consulta legal", ha reiterado Homs, que ha destacado la contundencia del dictamen del CGE en contra del recurso del PP, a falta de que se pronuncie también en las próximas semanas sobre la Ley de Medidas Fiscales y Financieras.
"Veo malhumorado al PP. Me gustaría que se lo tomaran con un espíritu más constructivo. Ponerse de mal humor porque hay gente que quiere convocar una consulta es bastante absurdo", ha sostenido el también portavoz del Gobierno catalán, destacando que la consulta no va contra nadie por definición.
Según Homs, la consulta "es también para la gente del PP, que podrán pedir el voto en base a lo que defienden", después de insistir en que la consulta no es sinónimo de independencia.