Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno cuestiona el sentido del humor de Llamazares, que se burló de los problemas de Rajoy para poner una medalla

El Gobierno ha cuestionado el sentido del humor del diputado de IU por Asturias en el Congreso, Gaspar Llamazares, por burlarse de los problemas que sufrió el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, para colocar la banda de moaré que acompaña a la concesión de la Gran Cruz de Isabel la Católica que entregó al presidente de la Comisión de Exteriores del Senado de Estados Unidos, Bob Menéndez, en el marco de su visita a Washington a principios de año.
De esta forma responde a una pregunta parlamentaria de Llamazares, quien pedía al Gobierno que le diera cuenta de los méritos que justificaron que se le entregase dicha condecoración al citado senador y aprovechaba para preguntarle si pensaba ofrecer a Rajoy "un curso práctico sobre cómo colocar medallas y bandas de moaré de seda a las personalidades distinguidas con condecoraciones del Reino de España".
El parlamentario de IU planteaba este interrogante tras relatar de que durante el acto de entrega de dicha distinción, el presidente del Gobierno tuvo "enorme dificultades" para colocar la banda en torno al torso del senador, "hasta el punto de que todo quedó manga por hombro y al final Rajoy renunció a colocarla y se la entregó enrollada en mano".
Sobre este hecho concreto y la pregunta del diputado de la federación de izquierdas el Gobierno, en su respuesta, a la que ha tenido acceso Europa Press, contesta censurando de algún modo el sentido del humor de Llamazares. "En la vida todo es mejorable, incluso el sentido del humor de Su Señoría", es la respuesta a su interrogante.
FUE INVESTIGADO POR EL FBI
Pero el Gobierno también atiende la pregunta 'seria' planteada por el excoordinador de IU, que pedía conocer las razones por las que se concedió la Gran Cruz de Isabel al Católica al senador estadounidense Bob Menéndez.
En el texto registrado, Llamazares destacaba que esa medalla nació para premiar "la lealtad acrisolada" y los méritos contraídos en favor de la prosperidad de los territorios hispanoamericanos. Sin embargo, apuntaba, Menéndez fue investigado por el FBI por su presunta implicación en una red de prostitución con menores organizada por el oftalmólogo Salomón Melgen en la República Dominicana y, además, habría presionado en el Congreso estadounidense a favor de un contrato multimillonario con una empresa de Melgen con negocios en el país centroamericano.
Frente a esto, el Gobierno explica que la Orden de Isabel la Católica, de acuerdo con su Reglamento, tiene por objeto premiar los comportamientos "extraordinarios" de carácter civil realizados por personas españolas y extranjeras que redunden en beneficio de la nación o que contribuyan, de modo relevante, a "favorecer" las relaciones de amistad y cooperación de la nación española con el resto de la comunidad internacional.
CONTRIBUYÓ A FORTALECER LAS RELACIONES ESPAÑA-EEUU
Y añade que Menéndez fue condecorado con dicha distinción "en reconocimiento a su contribución al fortalecimiento de las relaciones de amistad y cooperación entre España y los Estados Unidos". "Como presidente del US-Spain Council, cargo que ha ostentado desde 2009 hasta 2013, ha favorecido la aproximación de nuestras respectivas sociedades civiles y ha contribuido a potenciar especialmente el ámbito comercial y empresarial, representado por el Foro España-Estados Unidos, que ha jugado un papel muy destacado en el refuerzo de las relaciones bilaterales". explica.
Asimismo, agrega que en su condición de presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado ha mostrado siempre "un gran interés y sensibilidad" por los temas vinculados a la política exterior en Iberoamérica.
"La pertenencia del senador a las comunidades hispanas, en las que ha sobresalido por su incesante defensa de los derechos políticos, sociales, económicos y culturales de sus integrantes, justifica también el reconocimiento de nuestro país, que ha hecho de tales comunidades uno de los pilares fundamentales de aquellas relaciones", concluye.