Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno reitera que la decisión sobre la 'estelada' es técnica y rebaja la polémica: "Fútbol es fútbol"

Santamaría advierte a alcaldesas de Madrid y Barcelona que sentarán precedente si no van y a Puigdemont que acabará como "rehén de sus palabras"
La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha insistido en que la prohibición de introducir 'esteladas' en la final de la Copa del Rey de fútbol obedece a un criterio "técnico", "operativo" y no político y ha censurado la "tendencia exagerada a politizarlo todo" que a su juicio existe. Además, ha recordado que un juez va a decidir sobre el asunto, que de esta forma quedará para el futuro "claro".
En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Santamaría ha reiterado que no hay un criterio político en la decisión de la delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid, Concepción Dancausa, de impedir que los asistentes al partido entre el Barcelona y el Sevilla porten esta bandera. Un juzgado de Madrid debe resolver sobre el asunto, que ha sido denunciado por el Fútbol Club Barcelona y por una asociación.
Según el Ejecutivo, responde a criterios sólo técnicos y "operativos", razón por la que no fue consultado el Ministerio del Interior y por la que la Delegada no debería dimitir si el juez no le da la razón: ella ha interpretado y aplicado una norma dentro de sus competencias, ha recalcado Santamaría.
Esa norma, la Ley contra la violencia en el deporte, pretende "que no exista otra rivalidad que la deportiva" en el campo de fútbol y "excluye símbolos de otros contextos que no están relacionados con el deporte", ha dicho la vicepresidenta. Ha añadido que hay "una larga lista" de otros objetos que tampoco podrán ser introducidos en la final de la Copa del Rey y que con ello se sigue además la doctrina de la UEFA "en innumerables ocasiones". "Fútbol es fútbol", ha dicho Santamaría.
"REHÉN DE SUS PALABRAS"
Con respecto a las ausencias anunciadas, como las del presidente de la Generalitat de Cataluña y de las alcaldesas de Barcelona y Madrid, la vicepresidenta ha advertido de que "estas cosas sientan precedente" y que es "bueno saber lo que se tiene que hacer institucionalmente". A las dos regidoras les ha recomendado no ir "más allá" y asistir al partido en representación de sus ciudades, porque para ambas es importante el partido de mañana. "Para una vez que podemos disfrutar del fútbol", ha añadido.
También ha tenido un mensaje para el presidente catalán, Carles Puigdemont, que a su juicio va a ser "rehén de sus palabras" al justificar su ausencia en la final y añadir que si se levanta la prohibición por decisión judicial, sí acudirá. "Cuando uno dice ciertas cosas, con mayor motivo tiene que respetar la ley, la Constitución y los símbolos constitucionales", le ha dicho.
Sáenz de Santamaría ha asegurado, preguntada al respecto, que no ha hablado con ellos sobre este asunto. Tampoco lo ha hecho con el líder del PP catalán, Xavier García Albiol, que se ha mostrado contrario a la prohibición. Ha argumentado que ella no ha tomado la decisión y que no puede decir otra cosa más que responde a criterios técnicos.