Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno español descarta una intervención del Rey en el caso de Haidar





La reunión entre el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, y la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, estaba prevista desde hacía días para tratar un amplio abanico de cuestiones en víspera del comienzo del mandato español de la UE el 1 de enero, pero las circunstancias han obligado a incluir en el orden del día el asunto de Haidar, según fuentes del Gobierno.
La activista se encuentra "muy débil", después de 29 días sin comer, y habla "con un hilo de voz", según ha explicado Pedro Barbadillo, el periodista español que fue retenido el 13 de noviembre cuando llegó con ella a El Aaiún, tras visitarla en el aeropuerto de Lanzarote.
Barbadillo ha asegurado que "está muy fuerte de ánimo y de espíritu, pero muy débil de fortaleza física". "La he visto muy débil, prácticamente no podía hablar, hablaba con un hilo de voz", ha apuntado.
Haidar ha hecho llegar una carta a sus hijos, a través de la diputada de UPyD, Rosa Díez, quién viajó junto a la delegación de su partido a El Aaiún con este fin, en la que les expresa su cariño y les dice: "Cuidaos mucho".
Dice lo siguiente: "A mis queridos Hayat y Mohamed y a mi querida sobrina Touta. Os quiero infinitamente y os echo mucho de menos. Cuidaos mucho. Vuestra mamá, que piensa a cada instante en vosotros. Os adoro hasta la locura. Aminatou".
El vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, ha calificado de "impecable" la gestión del Gobierno en el caso Haidar, desde el punto de vista político y humanitario, y ha garantizado que el Ejecutivo "no va a tirar la toalla".
El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, ha lamentado las "insensatas" palabras de la secretaria general de PP, María Dolores de Cospedal, por criticar la política exterior española y las ha enmarcado en su interés por "hacer méritos ante la hinchada anti-Zapatero".
Desde el PP, el vicesecretario general de Comunicación de este partido, Esteban González Pons, ha pedido al Ejecutivo que no culpe a la activista por entender que es "la víctima de los Gobiernos de España y Marruecos".
González Pons ha señalado que ella es quién está sufriendo "la incompetencia demostrada por las autoridades españolas", por permitir que entrara a España "sin pasaporte y en circunstancias no suficientemente aclaradas".
El PP exige que Haidar "sea devuelta a su hogar" y que el Gobierno "haga todas las gestiones que tenga que hacer" para que Marruecos la permita regresar al Sáhara.
Petición pública








Se encuentra muy débil
Carta a sus hijos
Gestión "impecable" para el Gobierno
Chaves ha insistido en que su entrada en España fue "absoluta y escrupulosamente legal" y ha recalcado que si el Gobierno se hubiese negado a ello "nos habrían puesto a parir".
Duras críticas desde el PP