Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno aclara que la estancia de Blesa en el Consulado de Londres no supuso gasto para el Estado

El Gobierno ha aclarado que la estancia del expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa --imputado por la comercialización de las preferentes de la entidad-- en el Consulado General de España en Londres no supuso "ningún gasto por cuenta del Estado" ya que Blesa y su esposa eran "invitados particulares" del cónsul general, que dimitió tras desatarse la polémica.
En una respuesta parlamentaria al diputado de IU Gaspar Llamazares, el Ejecutivo precisa que el cónsul general, por entonces Rafael Jover, "no utilizó ninguna tarjeta bancaria oficial" coincidiendo con la estancia de Blesa en Londres "porque ni el Consulado General en Londres, ni ninguna otra representación oficial española en el extranjero, dispone de tarjeta bancaria oficial".
"Tampoco se puso a disposición exclusiva del señor Blesa y su esposa ningún vehículo o chófer oficiales", explica el Gobierno, que precisa que la residencia oficial del cónsul general de España en Londres es también su domicilio particular en la capital del Reino Unido.
El Gobierno añade que como los cónsules generales no tienen gastos de representación, "los gastos que pudieran generar sus invitados particulares son sufragados de forma privada".
NO VALORA INVITACIONES PRIVADAS
A pesar de que tanto Llamazares como la portavoz de UPyD, Rosa Díez, pidieron por escrito al Gobierno una valoración de la estancia de unos días de Blesa en el Consulado en Londres durante la pasada primavera, el Ejecutivo rechaza pronunciarse sobre "una invitación estrictamente privada", si bien recuerda que en su día aceptó el cese del citado cónsul.
Después de que La Sexta revelara la estancia de Blesa en el Consulado en Londres, Jover presentó su cese voluntario al Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.
En un comunicado remitido a los medios de comunicación, el diplomático explicó que había decidido cesar en su cargo para cerrar la "polémica surgida a raíz de las informaciones emitidas por un canal de televisión", si bien dejaba claro que no consideraba haber hecho "nada incorrecto".