Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno simplifica la estructura de las Fuerzas Armadas y refuerza al JEMAD como único mando operativo

Los tres jefes de Estado Mayor serán mandos orgánicos dedicados al adiestramiento de la fuerza y organización de los ejércitos
El Consejo de Ministros ha aprobado un decreto por el que se establece una nueva organización básica de las Fuerzas Armadas con el fin de posibilitar el cumplimiento de las misiones que se le encomienden en el marco específico, conjunto y combinado, de forma que se asegure su eficacia en la ejecución de las operaciones militares. Así, se refuerza la figura del jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) como único mando operativo, mientras que los jefes de los Estados Mayores de los Ejércitos y la Armada serán mandos orgánicos.
Según ha explicado el ministro de Defensa, Pedro Morenés, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, esta nueva estructura global de las Fuerzas Armadas se adopta como consecuencia de la publicación de la Directiva de Defensa Nacional de julio de 2012 y de la Directiva de Política de Defensa de ese mismo año.
Su aplicación exigía un replanteamiento de la actual estructura de las Fuerzas Armadas y una simplificación de su organización, así como la racionalización de las estructuras orgánicas del departamento, en línea también con el programa de racionalización y simplificación administrativas puesto en marcha por el Gobierno.
En consecuencia, la organización básica de los Ejércitos se configura en dos estructuras: una, orgánica, cuyo cometido es la preparación de la Fuerza, y otra, operativa, que se ocupa del empleo de las capacidades militares en las misiones que se asignen a las Fuerzas Armadas.
ESTRUCTURA OPERATIVA
El desarrollo de los criterios básicos de eficacia operativa y servicio unificado requiere potenciar la figura del JEMAD y, en consecuencia, las funciones de sus órganos dependientes, es decir, de la estructura operativa.
Así, se atribuye la competencia del empleo de la Fuerza al JEMAD, por lo que se dispone la subordinación directa de las organizaciones operativas permanentes --incluida la Unidad Militar de Emergencias (UME)-- al JEMAD.
Se establece un nuevo concepto de empleo de las Fuerzas Armadas, la fuerza conjunta, que se define como aquella constituida por todos los elementos integrantes de la fuerza de los Ejércitos, además de los elementos de los mandos subordinados al JEMAD que se determinen.
ORGANIZACIONES OPERATIVAS PERMANENTES
Se elimina cualquier referencia a misiones específicas permanentes que puedan asignarse en tiempo de paz a la fuerza de los Ejércitos, ya que dichas misiones son asumidas por dos organizaciones operativas permanentes: el Mando de Vigilancia y Seguridad Marítima, y el Mando de Defensa y Operaciones Aéreas, ambos subordinados al JEMAD.
Además, se pone a todas estas organizaciones operativas permanentes, así como a las temporales, bajo el control operacional del comandante del Mando de Operaciones.
Por primera vez se formula como doctrina militar la atribución de la competencia en estas materias al JEMAD y se establece que el empleo de la fuerza se realizará siempre de conformidad con las normas que dicte.
Se reafirman las competencias directivas y supervisoras del JEMAD sobre los jefes de Estado Mayor de los Ejércitos, en la preparación de la fuerza y en su evaluación, y se le reconocen otras nuevas en el ámbito de la organización de los ejércitos, como la propuesta de medidas encaminadas a su homogenización o la unificación de servicios no exclusivos de un ejército.
Según el ministro, esta nueva estructura es un "paso importante" porque permite a las Fuerzas Armadas ser "mucho más eficaces", ya que "todo tiene que estar vinculado a una sola visión de la defensa", que es el JEMAD.
Con esta nueva organización, ha añadido Morenés, las Fuerzas Armadas españolas "se adecuan" a otros ejércitos del mundo que "ya han hecho este esfuerzo de integración de las capacidades en una única dirección".
ESTRUCTURA DEL ESTADO MAYOR Y DE LOS EJÉRCITOS
Además, el texto del decreto detalla a la estructura del Estado Mayor de la Defensa y de los Ejércitos. El Estado Mayor estará compuesto por un cuartel general, el Mando de Operaciones, el Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (CIFAS), el Mando Conjunto de Ciberdefensa, el Centro de Estudios de la Defensa Nacional y organizaciones operativas permanentes como son el Mando de Vigilancia y Seguridad Marítima, el Mando de Defensa de Operaciones Aéreas y la UME.
Cada uno de los ejércitos estará compuesto por un cuartel general, la fuerza y el apoyo a la fuerza. El texto detalla también la composición de la fuerza de cada uno de los Ejércitos: al Ejército de Tierra corresponden el Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad, la Fuerza Terrestre, la Fuerza Logística Operativa y el Mando de Canarias; a la Armada, la Flota; y al Ejército del Aire, el Mando Aéreo de Combate, el Mando Aéreo General y el Mando Aéreo de Canarias.