Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno extremeño trabaja en una ley para impedir que un ejecutivo en funciones pueda convocar oposiciones

El Gobierno de Extremadura está trabajando en la elaboración de una ley que regulará la transición de poder de un ejecutivo a otro tras un proceso electoral y que, entre otras cuestiones, impedirá que una administración en funciones pueda convocar oposiciones.
La vicepresidenta de Extremadura, Cristina Teniente, ha explicado así que "en definitiva" se tratará de una norma que garantice que "la transparencia, la lealtad y la confianza sea lo que guíe la transición de un gobierno a otro", para que ésta "sea una transición efectivamente modélica" y "no simplemente una palabra o una frase hueca o vacía".
En este punto, en alusión a la postura del anterior Gobierno regional del PSOE durante la transición a la toma efectiva del poder por parte del PP tras las últimas elecciones autonómicas, ha señalado que el objetivo de la norma es que "detrás de esas declaraciones" realizadas en aquel momento "exista realmente una garantía establecida legalmente que permita que esas transiciones de gobierno se hagan con esa efectividad, con la confianza y con las garantías necesarias". "Porque es lo que nos demandan los ciudadanos", ha añadido en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno autonómico celebrado este martes en Mérida (Badajoz).
Cabe recordar al mismo tiempo que al final de la pasada legislatura el Ejecutivo regional en funciones del PSOE convocó un proceso de oposiciones.