Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno amplía en 759 millones de euros la financiación a Navantia para que construya los submarinos S-80

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes una ampliación de la financiación a la empresa pública Navantia para sacar adelante el programa de submarinos S-80. Debido a los problemas surgidos en la construcción de esta serie de sumergibles, el Gobierno ha decidido destinar 759 millones de euros más hasta el año 2018 para su finalización.
El año pasado, Navantia anunció un nuevo retraso en el programa S-80 al detectarse algunas desviaciones relacionadas con el balance de pesos del submarino durante una revisión técnica, por lo que el Ejecutivo se ha visto obligado a adaptar el compromiso de financiación.
Según explica el Gobierno, el Ministerio de Industria aportará finalmente este año 192,8 millones de euros, mientras que en 2015 destinará 204,8 millones. Un año después serán 150 millones; en 2017 serán 135,3 millones y en 2018 se aportarán algo más de 76 millones.
De este modo, los compromisos de gasto de 2014 a 2018 resultantes de esta nueva actualización del convenio que suscribieron en 2003 el Gobierno y Navantia para la construcción de los sumergibles ascienden a 759 millones de euros, con lo que se podrá finalizar el prototipo del primer submarino de la serie, denominado S-81.
NUEVO CALENDARIO DE DEVOLUCIÓN
Con estos cambios, la devolución por parte de Navantia al Tesoro de la financiación comprometida por el Ministerio de Industria para el programa S-80 en el período 2013-2018 se realizará según un nuevo calendario.
Así, entre 2019 y 2023 se devolverán 240 millones de euros cada año, entre 2024 y 2026 la cantidad ascenderá a 190 millones al año, en 2027 corresponderán 150 millones, en 2028 serán 110 millones, en 2029 serán 100 millones y un año después la cifra será de 4,9 millones de euros.
En caso de que el programa de submarinos sufriera una nueva planificación que afectara a las anualidades ahora aprobadas, sería necesario suscribir otra adenda al convenio que requeriría la previa autorización del Consejo de Ministros.