Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno garantiza el "mayor diálogo" para que el cierre del cuartel de Huesca afecte "lo menos posible"

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha garantizado este viernes que habrá "el mayor diálogo y colaboración" para que el cierre del cuartel Sancho Ramírez, en Huesca, afecte "lo menos posible" a la ciudad y su entorno.
El cuartel, en el que trabajan unas 250 personas, ya ha recibido las instrucciones para su reordenación y las adaptaciones orgánicas que afectan a las unidades que operan allí, pasos previos al cierre que ya fue anunciado hace un año.
Tanto el Gobierno de Aragón como el Ayuntamiento de Huesca han enviado sendas cartas al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, para que reciba a los representantes de estas instituciones y conozca la situación de Huesca y las consecuencias que tendría el cierre del cuartel Sancho Ramírez, el único abierto en la ciudad.
"Estamos dispuestos al mayor dialogo y cooperación para que esto pueda hacerse afectando lo menos posible a determinados enclaves o ciudades donde esta presencia es muy valorada", se ha limitado a señalar Sáenz de Santamaría al ser preguntada sobre este asunto en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.