Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno garantiza que no dará prioridad a las ventas de Defensa sobre los DDHH

El Gobierno ha garantizado que "no tiene intención" de dar prioridad a las ventas de material de defensa, policial y de productos y tecnologías de doble uso --pensados para aplicaciones civiles pero que pueden emplearse con fines militares-- sobre el respeto de los Derechos Humanos allí donde mantiene intereses económicos y comerciales.
Así lo afirma en una respuesta parlamentaria al diputado del PSOE Alex Sáez, a la que ha tenido acceso Europa Press, y en la que explica que estas exportaciones se rigen por las normas de la UE, que obligan a denegar la autorización para la venta de un producto, equipo o tecnología que "pudiese emplearse de manera contraria al debido respeto de los derechos humanos, independientemente del interés económico y comercial".
Ante la sospecha de Sáez de que el aumento de las exportaciones de armas en 2013 esté relacionado con el "giro abrupto" que él dice percibir en la política "tibia" del Gobierno en materia de DDHH, el Gobierno señala que ese "gran incremento" en las exportaciones de material de defensa se debe al aumento de las ventas de aviones militares respecto al año anterior, 33 frente a 12.
Así, sostiene que España "sigue defendiendo la misma política exterior en materia de derechos humanos", que es uno de los tres pilares en los que, junto al compromiso con la paz y seguridad internacionales y la lucha contra la pobreza, se asienta la candidatura de España a un puesto de miembro no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para el periodo 2015-2016.
La semana pasada el Gobierno decidió suspender temporalmente la venta de armas a Israel, semanas después del inicio del ataque israelí a la Franja de Gaza. La decisión se revisará el próximo mes de septiembre.