Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno recalca que no caben acciones judiciales contra los ministros por no someterse al control del Congreso

El secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, ha recalcado este jueves que ha sido el Gobierno y no los ministros de forma individual quien ha decidido que los miembros del Ejecutivo en funciones no pueden ser controlados por el Congreso, por lo que no caben acciones judiciales contra los titulares ministeriales que no acudan a la Cámara.
Así ha respondido Ayllón a Ciudadanos, que ha planteado la posibilidad de emprender acciones judiciales contra el titular de Defensa en funciones, Pedro Morenés, por no haberse presentado a comparecer este jueves ante la comisión parlamentaria del ramo.
Además, Ayllón se ha pronunciado sobre la posibilidad de que el Congreso promueva la reprobación de los miembros del Ejecutivo interino que desoigan las peticiones de comparecencia de la Cámara Baja, como ha propuesto ERC hacer con Morenés. "Eso no dejaría de ser una pura declaración por parte de una comisión y no tiene absolutamente ningún tipo de consecuencia", ha dicho.
El secretario de Estado ha insistido en que la negativa del Gobierno a someterse al control del Congreso "no es un acto de voluntad, sino de respeto de la ley". "Si un Gobierno no tiene la confianza de la Cámara no puede ni debe someterse a ninguna actividad de control", ha incidido.
A partir de ahí, Ayllón ha admitido que los grupos "pueden estudiar las acciones que quieran", aunque ya ha advertido de que, a su juicio, la posibilidad esbozada por Ciudadanos de actuar individualmente contra cada ministro "no existe".
UNA DECISIÓN DEL GOBIERNO
"No hay ninguna responsabilidad por parte de los ministros, entre otras cosas porque no hay ninguna actuación por parte de los ministros, sino que es una decisión que yo, como secretario de Estado, he trasladado al Parlamento por escrito", ha detallado.
En este contexto, ha dicho entender que los grupos parlamentarios estudien cómo reaccionar ante la decisión del Gobierno en funciones, pero les ha instado a "respetar la Constitución y el ordenamiento jurídico".
"Lo que tienen que estudiar es ponerse de verdad a trabajar por un gran pacto para este país, para tener Gobierno, que esa es la primera y principal obligación de un Parlamento. Que se pongan manos a la obra para hacer un Gobierno en lugar de tapar los fracasos de unos y otros con sus negociaciones y debates de investidura con una actividad parlamentaria absolutamente extraordinaria", ha sentenciado.