Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno encarga también un informe jurídico sobre la creación de una Consejería de Exteriores en Cataluña

El Gobierno ha encargado un informe a los servicios jurídicos del Estado sobre la creación de una Consejería de Asuntos Exteriores en la Generalitat de Cataluña por si pudiese exceder competencias, como ya hizo con la toma de posesión del nuevo president, Carles Puigdemont.
"Hemos pedido un informe al servicio jurídico del Estado sobre el caso y lo analizaremos. Y hasta ahí puedo leer", ha indicado este viernes la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.
Eso sí, fuentes del Ejecutivo han remarcado después que los servicios jurídicos del Estado analizarán no sólo las competencias de la Consejería de Asuntos Exteriores que dirige Raül Romeva, sino las de todas las nuevas consejerías del gabinete de Puigdemont.
"Cualquier actuación que en esta legislatura hemos considerado que podía vulnerar la Constitución se han pedido informes al servicio jurídico del Estado", ha recordado la 'número dos' del Gobierno, quien no ha podido adelantar nada sobre los resultados de los informes encargados, tanto sobre las consejerías como sobre la toma de posesión, y ha asegurado que el Ejecutivo informará al respecto cuando tenga las conclusiones.
ESTARÁN "MUY VIGILANTES"
En todo caso, ha afirmado que el Gobierno permanecerá "muy vigilante" y que analizará "todas y cada una de las actuaciones de la Generalitat y del Parlamento", sobre todo por el precedente que sentó la declaración de ruptura con el resto de España, que ya fue declarada nula por el Tribunal Constitucional.
A la pregunta de si ha habido ya algún contacto entre el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, con el presidente catalán, Sáenz de Santamaría ha contestado que no, tras lo cual ha insistido en pedir a Puigdemont que "se ajuste a la legalidad".
Y a continuación, ha garantizado que el Ejecutivo central seguirá actuando como ha hecho en la pasada legislatura: "Somos también Gobierno de Cataluña y gracias a eso los catalanes no se han visto perjudicados por la falta de gestión y el desastre de gestión del Gobierno de Artur Mas porque se han podido pagar los servicios públicos. Esa será nuestra tarea en este tiempo en funciones".