Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno vasco mantiene su decisión de retirar la escolta a los tres fiscales jefes de las audiencias provinciales

El Gobierno vasco mantendrá su decisión de retirar la escolta a los tres fiscales jefes de las audiencias provinciales, tal y como representantes del Departamento de Seguridad les han trasladado este lunes en una reunión que las partes han mantenido en Vitoria.
Según han informado fuentes del Departamento a Europa Press, la reunión se ha desarrollado en un "clima de cordialidad" y con afán "informativo y de colaboración", y en la misma los representantes del ministerio fiscal han podido "trasladar sus preocupaciones".
Por parte del Departamento de Seguridad han asistido a la reunión la titular del área, Estefanía Beltrán de Heredia, así como el viceconsejero, Josu Zubiaga. En representación del ministerio fiscal han estado presentes el fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro, además de los fiscales jefes de Bizkaia, María del Carmen Adán del Río; Álava, Josu Izaguirre, y Gipuzkoa, Idoia Zuriarrain.
Durante el encuentro, desde el Ejecutivo vasco se les ha reiterado la decisión de retirar la escolta a los tres fiscales jefes de las audiencia provinciales, por lo que el plan diseñado desde el Departamento de Seguridad "sigue su curso".
La Consejería ha decidido retirar la escolta a los presidentes de las Audiencias provinciales, así como al juez decano de Bilbao y a los fiscales jefes de los tres territorios.
Al contrario que las autoridades judiciales a las que le fue suprimida la escolta, el pasado 1 de septiembre, los fiscales jefe han mantenido hasta la fecha sus servicios de protección, debido a que su escolta es prestada por ertzainas de la unidad de berrocis en lugar de por vigilantes privados.