Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno lanza un mensaje de tranquilidad porque la economía está "saneada"

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha querido lanzar un mensaje de "tranquilidad" tras la "mala noticia" del referéndum en que los británicos han decidido salir de la UE, haciendo hincapié en que la decisión llega en un momento en que España tiene una economía "saneada". "Encaramos un problema difícil para los europeos pero encuentra a España en una situación mejor que en 2009, 2010 o 2011", ha dicho.
En una entrevista en RNE, recogida por Europa Press, Santamaría ha relatado que varios ministerios han estado analizando los escenarios en un grupo de trabajo que ha mantenido contactos con las empresas españolas con intereses en Reino Unido. Además, el Gobierno ha dado instrucciones a la Oficina Comercial de España en Londres para que atienda también a las pymes.
DISCREPA DE JORDI SEVILLA
Santamaría ha dejado claro que discrepa del socialista Jordi Sevilla, que este mismo viernes ha alertado de la vulnerabilidad de España ante un Brexit y ha pedido a todo el mundo que sea prudente y defienda la "fortaleza" de España.
A su juicio, también las empresas son más fuertes porque se han desapalancado y la economía en su conjunto está más saneada gracias a las reformas. "Tenemos un sector financiero muy saneado, hemos reducido mucho endeudamiento privado y sector exterior muy diversificado", ha dicho.
TRANQUILIDAD TAMBIÉN SOBRE GIBRALTAR
Santamaría también ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad para los trabajadores del Campo de Gibraltar y ha dejado claro que la posición política de España sobre el Peñón no va a cambiar.
Además, ha dejado claro que ahora empieza un proceso en el que deberá negociarse el nuevo marco de relación entre Reino Unido y la UE, y que entre tanto siguen en vigor todas las libertades y el acervo comunitario.