Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno navarro cree que si se confirma nueva deuda de Osasuna, no tendría cobijo en la ley de reestructuración

El consejero de Hacienda y Política Financiera del Gobierno de Navarra, Mikel Aranburu, ha explicado que la Hacienda foral está realizando una inspección en Osasuna que podría confirmar la existencia de nueva deuda, que no tendría "cobijo ni amparo" en la ley foral de reestructuración de la deuda de Osasuna aprobada la pasada legislatura.
Por tanto, de confirmarse nuevas cantidades adeudas por el club a la Hacienda foral, el consejero ha señalado que "habría que estudiar posteriormente su salida o satisfacción".
En respuesta a sendas preguntas de EH Bildu e Izquierda-Ezkerra sobre la auditoría encargada por Osasuna y que ha revelado más deuda de la conocida, Mikel Aranburu ha explicado en el pleno del Parlamento que la Hacienda foral está realizando una inspección paralela que iría en la misma línea que la auditoría del club y que arrojaría nueva deuda.
Además, ha explicado que dada la cuantía de este expediente, "es muy probable que termine en sede judicial".
"Estamos ante una situación novedosa en relación con la ley foral de reestructuración de la deuda de Osasuna", ha explicado, para señalar que "cualquier deuda posterior que surja no estaría contemplada" en el monto de 52,8 millones reconocidos en la ley de la anterior legislatura.
Así, ha incidido en que la nueva deuda "no tendría cobijo ni amparo en la ley foral, sino que sería una nueva deuda contraída por el club, cuya salida o satisfacción habría que estudiar posteriormente".
El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha expresado su "satisfacción porque el consejero haya dicho que la ley foral no daría cobijo a la nueva deuda y si se han descubierto nuevas irregularidades, hay que profundizar en ello". "Seguimos pensando que en su momento Osasuna recibió un trato de favor por parte de la Administración fiscal", ha dicho.
En la misma línea, la parlamentaria de Izquierda-Ezkerra Marisa de Simón ha señalado que el informe encargado por Osasuna "indicaba irregularidades importantes en la gestión de las cuentas de Osasuna por la directiva anterior". "Algunas de las cuestiones afectan al ámbito privado, pero hay datos que son alarmantes y pueden repercutir en el Gobierno de Navarra y en la Hacienda foral. Nos satisface que se considere como nueva deuda", ha destacado.