Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno saluda la preocupación de Rivera por Venezuela, pero subraya que al PP le interesa no solo en campaña

El Gobierno ha dado la "bienvenida" al interés que el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha demostrado por la crisis política y económica de Venezuela con su reciente viaje a Caracas, pero ha reivindicado la "preocupación constante" que el Ejecutivo de Mariano Rajoy ha tenido con respecto a la deriva del régimen chavista desde que llegó al poder en 2011.
"Bienvenidos sean los que vengan a trabajar en favor de la democracia" en Venezuela, ha señalado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que han sido numerosas las preguntas relacionadas con la inclusión de la situación en este país en el orden del día de la reunión del Consejo de Seguridad Nacional celebrada también este viernes.
En esa reunión no se ha adoptado ninguna medida concreta con respecto a la colonia de 200.000 españoles residentes en Venezuela (muchos de ellos con doble nacionalidad), pues se trataba más bien de elaborar un diagnóstico de la situación, según fuentes gubernamentales. A lo más que ha llegado la vicepresidenta es a dejar la puerta abierta a que se pudiera reforzar el personal que trabaja en la Embajada en Caracas en caso de que se considerase necesario.
Sáenz de Santamaría ha tenido oportunidad de reivindicar y poner en valor durante la rueda de prensa la preocupación que el Gobierno ha tenido por la deriva de la situación en Venezuela a lo largo de estos cinco años. "Nosotros no hemos descubierto Venezuela en campaña", ha indicado, si bien se ha cuidado de criticar el interés de Rivera por la situación en el país iberoamericano. "Entiendo la preocupación que pueda tener todo el mundo con Venezuela, porque a nosotros también nos preocupa", ha señalado.
La portavoz del Ejecutivo también ha explicado que esta preocupación del Gobierno por Venezuela no responde solo a que en ese país viva la segunda colonia española más numerosa de Latinoamérica u operen compañías españolas, sino también al "compromiso" del Gobierno con la democracia, que va "mucho más allá de ir a votar en unas elecciones.
Saénz de Santamaría también se ha referido a los ataques que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dirige "un día sí y otro también" contra el Ejecutivo español y que no son otra cosa que un intento de "disfrazar una terrible situación de violación de los derechos humanos, de falta de respeto a la democracia y que ha llevado al país a unos índices de pobreza y desabastecimiento que parece mentira en un país tan rico e importante".