Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno vasco prepara el marco legal que ampare el referéndum

Azkarate anunció que espera que esta ley "dé seguridad jurídica y política". Vídeo: ATLAS.telecinco.es
En Amorebieta, donde la consejera ha acudido a la fiesta de las ikastolas vizcaínas, Azkarate ha manifestado que el Ejecutivo aprobará la ley sobre la consulta "porque, por lo visto, no hay ninguna voluntad en el presidente Zapatero". "No están dispuestos a firmar, a adquirir los compromisos que en su día estuvieron dispuestos a firmar el año 2006 en Loyola", ha denunciado.
En este sentido, ha anunciado que la citada ley se aprobará próximamente, en un consejo de Gobierno, que "puede ser ordinario o extraordinario", pero que no será el del próximo martes, que tiene el orden del día cerrado. La consejera ha insistido en que "con total legitimidad se aprobará una ley que será de artículo único".
"No necesariamente tiene que ser un martes", ha precisado, al tiempo que ha recordado que la propuesta de Estatuto político fue aprobada en consejo de Gobierno extraordinario. Tras señalar que le corresponde al lehendakari hacer la correspondiente convocatoria, ha afirmado que se hará "con tranquilidad" y lo anunciará con suficiente antelación. "No va a ser a escondidas porque no hay nada que ocultar", ha subrayado.
La consejera ha recordado que el lehendakari, en la reunión que mantuvo con el presidente del Gobierno el pasado día 20, expuso los cinco principios que estaba dispuesto a asumir el PSOE en octubre del 2006.
Aunque ha indicado que "todavía estamos a tiempo", ha lamentado que "no parece que haya voluntad para aceptar ningún tipo de acuerdo ni compromiso con el lehendakari elegido democráticamente". Frente a eso, considera que "está claro que la sociedad rechaza la violencia, pero también pide soluciones, propuestas encima de la mesa para marcar un camino para continuar hacia adelante".
 
 
KOD