Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno vasco afirma que el proceso de paz "está en marcha" y dice a partidos que faltan hechos y sobran polémicas

Cree que la retirada de las ayudas estatales a víctimas de los GAL "hace un flaco favor al proceso de convivencia"
El secretario de Paz y Convivencia del Gobierno vasco, Jonan Fernández, ha asegurado que el proceso de paz y normalización de la convivencia "está ya en marcha", aunque "va más lento" de lo que les gustaría a todos, y ha pedido a los partidos políticos un "cambio de actitud" porque cree que están centrados en una política "meramente declarativa" en la que "sobran polémicas y faltan hechos".
Fernández ha realizado estas declaraciones en una rueda de prensa celebrada en Lehendakaritza, donde ha dado a conocer un informe de seguimiento de la gestión y ejecución del Plan de Paz y Convivencia.
Según ha defendido, "nos encontramos en un proceso de paz y normalización de la convivencia", aunque ha reconocido que el proceso es "imperfecto", ya que "va más lento de lo que nos gustaría a todos", pero cree que es "irreversible" porque "las voluntades sociales mayoritarias hacen inviable hoy una involución o vuelta atrás".
Para que el proceso "vaya a mejor y progrese de modo más fluido", ha subrayado la necesidad de un "doble cambio de actitud", que pasa por "asumir que la consolidación de la paz y de la convivencia es una causa común y no un objeto de confrontación partidaria" y también asumir que en esta materia "no es suficiente con una política meramente declarativa, sino que es necesario responder con hechos".
"Estamos en el tiempo de la unilateralidad para la causa común de la paz y la convivencia en la que cada cual debe aportar lo que sabe y le toca aportar. Si no lo hace, tenemos la percepción de que quedará atrás porque la sociedad y el progreso social no se detiene", ha defendido.
Jonan Fernández ha explicado que este primer balance del Plan de Paz y Convivencia responde a esta filosofía porque el Gobierno se encuentra actuando "en todos los frentes", y con "hechos concretos", tanto en materia de víctimas, clarificación del pasado, tortura, política penitenciaria, entre otros.
"No se trata tanto de interpelar a otros sino de mostrar lo que se aporta con hechos claros, concretos y constructivos. Éste es el cambio de paradigma al que nos estamos enfrentando: ofrecer hechos y no solo palabras", ha insistido.
Respecto al discurso que están manteniendo los partidos políticos, Fernández cree que están "centrados en un debate de palabras, meramente declarativo y no centrados en hechos" y "focalizado en los obstáculos, en lugar de en las oportunidades y en lo que se está haciendo".
POLÍTICA PENITENCIARIA
Además, ha identificado como "obstáculos" aspectos como el desarme, la política penitenciaria, la autocrítica o la Ponencia parlamentaria. Sin embargo, ha insistido en que, "prestando mucha atención a lo que no funciona, no se presta atención a lo que ya está en marcha" porque "hay infinidad de iniciativas que se están desarrollando desde ayuntamientos y gobierno, que están construyendo el proceso de paz y la normalización de la convivencia".
Por ello, ha pedido a los partidos un "cambio de actitud" porque "la paz es un objetivo común, y como tal deberíamos afrontarla", y ha insistido en que "hacen falta hechos y sobran polémicas". "Tenemos una política demasiado dominada por una lógica declarativa, réplicas y contrarréplicas, en lugar de hechos concretos que signifiquen algo en la realidad", ha reiterado.
En este contexto, a preguntas de los periodistas, ha situado la rueda de prensa de la parlamentaria de EH Bildu y portavoz de Sortu Maribi Ugarteburu celebrada este pasado martes en la que acusaba al lehendakari de dar "un cheque en blanco" a Mariano Rajoy para su política penitenciaria "criminal".
POLÉMICAS DE 48 HORAS
Para Jonan Fernández, se trata de "un ejemplo de política declarativa que incluye palabras, polémica y titular con 48 horas de vida". "Frente a esto, hoy hace falta una política de hechos", ha insistido.
El secretario de Paz y Convivencia ha defendido que el Gobierno vasco aporta "hechos" y ha dado a conocer el balance del Plan de Paz y Convivencia, destacando que, en sus primeros seis meses, se han puesto en marcha 17 de las 18 iniciativas que en él se contemplan, quedando sin iniciar el proyecto de creación del Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo, cuya competencia es del Gobierno central.
Según ha explicado, el Gobierno vasco sigue manteniendo abiertos "todos los canales posibles" con el Ejecutivo de Rajoy para impulsar el proyecto, pero ha insistido en que "la iniciativa está en sus manos", y que sólo tienen constancia del principio de acuerdo con el Ayuntamiento de Vitoria para instalarlo en la capital alavesa, pero ha insistido en que están a la espera de noticias.
Respecto a la política penitenciaria, ha avanzado que en otoño presentarán un primer borrador de lo que será la iniciativa 'Hitzeman', pero ha precisado que será una propuesta y no un proyecto acabado, ya que la competencia reside en el Gobierno central.
VÍCTIMAS DE LOS GAL
Por otro lado, ha hecho referencia a la decisión del Ministerio del Interior de retirar la indemnización a 46 víctimas de los GAL y de otros grupos como el Batallón Vasco Español. El secretario de Paz y Convivencia ha calificado de "acción política" esta decisión y la ve rechazable "desde todos los puntos de vista, tanto legal como humanitario". "Hace un flaco favor al proceso de convivencia en el que debemos avanzar", ha señalado.
Además, ha informado de que han mantenido contactos con el Gobierno central para pedir una rectificación, pero "por el momento se mantiene en sus trece". "Tenemos la esperanza de que la vía judicial corrija esta política", ha indicado.
Respecto al programa Gertu, de contacto con familias de víctimas asesinadas en Euskadi, ha informado de que está previsto mantener 350 entrevistas de las que ya se han realizado 120 y que están sirviendo para "detectar necesidades" como el cobro de indemnizaciones, entre otros.
Por ultimo, ha recordado que el Plan de paz establece que la Ertzaintza va a desarrollar un proceso participativo sobre su contribución, para lo que ya se ha creado un grupo de trabajo dinamizador dentro de la Policía vasca.
De cara al segundo semestre del año, la Secretaría de Paz y Convivencia tiene previsto centrar su actuación en la preparación del proyecto del Instituto de la Memoria y la Convivencia, la renovación de las políticas públicas en materia de reconocimiento y reparación a las víctimas, la definición de proyectos de colaboración en el ámbito internacional y la creación del Consejo Consultivo del Plan de Paz y Convivencia, cuya regulación se aprobó ya en el Consejo de Gobierno del pasado 29 de julio.