Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno pedirá que se prolongue la suspensión de la consejería catalana de Exteriores, aún cambiado el nombre

El Gobierno prepara los argumentos jurídicos para solicitar que el Tribunal Constitucional prolongue la suspensión de la consejería de Exteriores de la Generalitat de Cataluña aunque se le haya cambiado el nombre.
Así lo ha anunciado la vicepresidenta en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, tras el Consejo de Ministros de este viernes, en el que se ha decidido que los servicios jurídicos del Gobierno aporten los argumentos que consideren oportunos para "probar la necesidad" de prologar la suspensión.
En su día, cuando se decidió plantear el conflicto ante el Tribunal Constitucional, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, explicó que la causa del problema era el contenido de esa consejería o departamento, su intromisión en competencias exclusivas del Gobierno y del Ministerio de Asuntos Exteriores. La suspensión es temporal, dura cuatro meses, tras los cuales el alto tribunal debe decidir si prolonga la medida o la levanta.
Tras el conflicto en el Constitucional, el Ejecutivo catalán decidió cambiar la denominación de la consejería para tratar de esquivar la causa: de departamento de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia al de Asuntos y Relaciones Institucionales y Exteriores y Transparencia.
"MÁXIMA COLABORACIÓN" FINANCIERA
Por otro lado, Sáenz de Santamaría ha reiterado que el Gobierno mantendrá "máxima colaboración" con la Generalitat para atender sus necesidades financieras. Esta es la razón de las conversaciones estos días entre los ministros de Hacienda y de Economía, Cristóbal Montoro y Luis de Guindos, respectivamente, y el vicepresidente económico catalán, Oriol Junqueras.
Los contactos se han mantenido en ese escalón de ambos gobiernos, porque la vicepresidenta ha asegurado que el presidente catalán, Carles Puigdemont, no ha llamado al presidente en funciones, Mariano Rajoy.
El Ejecutivo catalán ha solicitado a Hacienda el pago del FLA de 2016 y un adelanto de la liquidación, a su favor, del sistema de financiación del año 2014. El responsable de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha explicado que es posible acordar ese adelanto y ha asegurado que se reunirá próximamente con Junqueras.