Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno estudia la salida de los residuos radioactivos de Palomares por la base naval de Cartagena (Murcia)

El Gobierno contempla la base naval de Cartagena como una de las principales alternativas para sacar de España la tierra contaminada de la pedanía de Palomares, en Cuevas del Almanzora (Almería) y enviarla a Estados Unidos, si bien este aspecto quedará definido finalmente a través de la comisión bilateral que este miércoles tuvo su primera reunión.
Según ha indicado el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, en dicha reunión se acordó la creación de una comisión mixta bilateral entre la secretaría de Estado de Energía de Estados Unidos, el Ciemat y el Ministerio de Asuntos exteriores para avanzar en "aspectos técnicos" antes de disponer de partidas presupuestarias específicas para la ejecución de los trabajos, lo que no ocurrirá hasta que ambos países cuenten con nuevos gobiernos.
Mientras se espera a poder contar con partidas específicas aún por determinar, lo que sitúa las posibles acciones en el horizonte de 2017-2018, los miembros de la comisión han acordado avanzar en desarrollo de los trabajos técnicos que permitan definir las características de los contenedores que transportarán los residuos radioactivos así como los envases en los que se dispondrá la tierra contaminada. Igualmente, se abordarán cuestiones de seguridad y la homologación de los medidores de radiación.
Así, aunque la base naval de Cartagena se muestra entre las opciones prioritarias para dar salida a los 50.000 metros cúbicos de tierra contaminada, Hernando ha apuntado que existen otras posibilidades que aún no se han descartado como son el Puerto de Carboneras y el Puerto de Cartagena, si bien la primera de las tres es la que ofrece mayores garantías de seguridad.
El acuerdo de todas estas opciones para garantizar la seguridad en el transporte de los residuos permitirían evitar la construcción de una vía exclusiva para su traslado, por lo que la autopista Vera-Cartagena sería la principal opción para dar salida a los residuos en caso de que finalmente se optara por el puerto murciano.
En este sentido, el coste de la extracción y transporte de los residuos que se acumulan desde hace más de medio siglo en la pedanía almeriense podría oscilar entre los 500 y 600 millones de euros, aunque este gasto deberá ser concretado al tiempo que las administraciones deberán acordar qué inversiones realizará cada una de ellas.
Hernando ha explicado que en el acuerdo vinculante se incorporarán "todos los avances y trabajos técnicos, así como el coste presupuestario y el reparto de éste". Con esto, ha considerado que estamos ante una "buena noticia", con lo que espera que "en poco tiempo" haya novedades sobre la situación interna que en estos momentos "bloquea" las dotaciones presupuestarias tanto en EEUU como en España, ante el inicio de campaña electoral estadounidense y la situación de Gobierno en funciones.