Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno vasco cree que es "un paso atrás" y refleja "el empecinamiento" de Interior en que "nada ha cambiado"

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha considerado que la operación desarrollada este miércoles por la Guardia Civil contra los interlocutores del EPPK supone "un paso atrás" y es reflejo del "empecinamiento" del Ministerio de Interior en "hacer creer que nada ha cambiado". Además, ha hecho referencia a su comunicación sobre la operación policial antes de que ésta se produjera y la ha calificado de "burda orientación mediática".
En declaraciones a los medios de comunicación, el portavoz del Ejecutivo vasco ha demandado al Gobierno central una actitud "en positivo", ya que cree que, con esta última operación, el Ministerio de Interior "se empecina en volver al pasado", cuando "ya no hay marcha atrás".
Respecto a la actuación de la Ertzaintza, ha subrayado que su labor en la operación se limitó a garantizar la seguridad en las calles durante los registros y detenciones.