Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno vasco responde a Margallo que su propuesta de diálogo "se parece demasiado al café para todos"

El Gobierno vasco ha afirmado que la propuesta de diálogo del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, sobre el encaje de Euskadi en el Estado "se parece demasiado al café para todos" que ha desembocado en el "fracaso del 'Estado de las Autonomías'". Además, ha recordado que, en la actualidad, "el procedimiento y debate del Nuevo Estatus" se encuentra "residenciado" en la ponencia del Parlamento vasco.
Tras el mensaje de Iñigo Urkullu, que durante el Aberri Eguna, reclamó un nuevo estatus político para una relación bilateral con Euskadi, basada en un modelo confederal, García Margallo mostró su "plena disposición a un diálogo" pero que se ciña a lo recogido en la Constitución e incluya "a todos los territorios que forman la nación española".
Fuentes del Ejecutivo autónomo han recordado a Europa Press que "si algo ha demostrado" el lehendakari con su apuesta por la fórmula "diálogo-negociación-acuerdo-ratificación" es "toda su voluntad de diálogo".
Además, han realizado tres "consideraciones" a las manifestaciones de Margallo, entre ellas, que "aún cuando el lehendakari siempre ha abogado por un Pacto de Estado ante la necesidad de un nuevo modelo de Estado", el "procedimiento y debate" sobre el Nuevo Estatus "está, en este momento, residenciado en la Ponencia parlamentaria" de la Cámara vasca.
Además, para el Gabinete Urkullu, la "propuesta que deja vislumbrar" el ministro "se parece demasiado al 'café para todos'" que ha llevado a Euskadi a la actual situación" y que "ha devenido, además, en el fracaso del modelo de 'Estado de las Autonomías', desconsiderando a las comunidades históricas representativas de las nacionalidades reconocidas en la Constitución española".
Por otra parte, han advertido de que el Gobierno desearía "que de las palabras se pasara a los hechos". Tras destacar que Margallo "habla de respeto a las leyes" ha recordado "la amarga experiencia de 35 años de buenas palabras y, sin embargo y de manera manifiesta al mismo tiempo, de un flagrante incumplimiento estatutario".
Por ello, el Gobierno vasco ha indicado que el lehendakari "invita a tomar en consideración el artículo 2 y la Disposición Adicional primera de la Constitución española, en atención al ordenamiento jurídico vigente" .
El artículo 2 de la Carta Magna, además de aludir a "la indisoluble unidad de la Nación española", reconoce y garantiza "el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas".
Mientras, la disposición adicional primera, afirma que la Constitución "ampara y respeta los derechos históricos de los territorios forales" y precisa que la actualización general del régimen foral "se llevará a cabo, en su caso, en el marco de la Constitución y de los Estatutos de Autonomía".